Dejar de ser infiel: Consejos y reflexiones para dejar de engañar

Dejar de ser infiel parece fácil pero no lo es, te contamos cómo lograrlo con consejos y reflexiones que te ayudarán a pensar en ti y en la situación.

por , il

    Dejar de ser infiel: Consejos y reflexiones para dejar de engañar

    Quien esté o haya estado en esta situación, sabrá que no es fácil dejar de ser infiel. Cuando ya estás metida de lleno, la mezcla de sentimientos y la conciencia hacen imposible de explicarlo con palabras; es toda una odisea, por eso, hoy compartimos contigo unos consejos y reflexiones que te ayudarán a dejar de engañar a tu pareja y a ti misma.

    Cómo dejar de ser infiel

    Primero fueron unas miradas, después un coqueteo inocente y sin saber cómo, te ves a ti misma engañando a tu pareja, siendo infiel a esa persona a la que juraste que nunca lo serías. Y ya no puedes parar, te sientes culpable, no quieres hacer daño a tu chico pero tampoco te ves capaz de dejar al hombre con el que sales a escondidas; y te prometes a ti misma que será la última vez, que se lo contarás todo, que dirás a tu amante que no le volverás a ver, hasta que la situación se repite una y otra vez en una cadena que se vuelve imparable y vertiginosa. Pero hay algo dentro de ti que te dice que debes poner fin a esto, que la primera perjudicada vas a ser tú y tus sentimientos, ¿cómo hacerlo entonces? ¿cómo dejar de ser infiel? ¿cómo dejar de engañar a tu pareja?

    Una vez que tienes claro que ya no quieres seguir con esta mentira, te preguntas si debes ser sincera con tu pareja u ocultárselo sin más, si quizás sea mejor intentar una relación estable con tu amante, o si bien lo mejor será quedarte sola hasta que tu corazón se aclare. No es sencillo decidirse, pero debes intentar ser sincera contigo misma para después ser sincera con tu compañero de siempre y con tu amante.

    La edad y la vida te enseñan que hay que dejar de pensar que se puede o debería tenerlo todo; una vía para alejarte de la búsqueda de fuentes externas de afirmación. La experiencia de lo vivido te muestra que la lealtad es más importante que cualquier cosa en el mundo. Palabras que te hacen pensar en una pregunta: ¿Alguna vez se unirán los beneficios de ser soltera y estar en una relación? ¿Por qué tengo que elegir?

    Buscas patrones y los patrones se convierten en excusas. A veces lo haces por capricho y otras como una prueba de tus sentimientos. A veces la presión de ser algo para alguien es insuperable, como si estuvieras aferrada a algo demasiado valioso, obligada a dejarlo caer. Cualquiera que sea la razón, el resultado siempre es el mismo: caer en el engaño y ser infiel te hace sentir que tu brújula moral se rompe.

    Consejos para dejar de engañar

    La culpabilidad, el temor y la inseguridad empiezan hacer mella en ti y es entonces cuando crees que debes hacer algo, aún sin tener la certeza de por qué tienes que elegir, divida entre dos mundos, puedes empezar por hacer un ejercicio de empatía: ¿cómo te sentirías si fueras tú la que está siendo engañada? Probablemente frustrada, decepcionada y con una inmensa sensación de haber depositado tu confianza en alguien que no lo merece. Hay quien dice que ser infiel es una acto muy egoísta, ya que no cuentas toda la verdad a la otra persona y no le das la opción de elegir si quiere seguir contigo o no, hay quien incluso dice que son momentos de su vida tirados por la borda. ¿Por qué seguir haciéndolo entonces? ¿Por qué no sincerarte con tu pareja y decirle lo que ocurre? Que le quieres pero no como antes, que quieres seguir con él pero que no puedes dejar de pensar en la otra persona y que sientes que de esta forma no puedes seguir viviendo.

    Puede que creas que tan solo es una aventura pasajera pero, ¿y si no lo es? ¿y si la cosa va a más y terminas por enamorarte? Puede ocurrir entonces que tu amante se enoje al saber que ya tenías pareja, serás tú entonces la más perjudicada de todos.

    Al ser infiel no solo lo eres a tu hombre, sino a ti misma, es una forma de autoengaño y de no querer ver lo que de verdad estás sintiendo. Una forma algo cobarde no querer afrontar la situación.

    También te puede interesar: Ruptura de pareja: razones de los hombres para terminar la relación y Peleas de pareja: Razones más frecuentes