Diez comportamientos que hacen que él no quiera hacerlo [FOTOS]

¿Crees que a él ya no le apetece? Lee atentamente y comprueba si estas cometiendo alguno de estos diez errores

por , il - Última actualización

    Es difícil de creer, pero también los chicos a veces pueden decir no. Casi siempre prefieren decirlo entre dientes, muy en voz baja, para que nadie pueda cuestionar su virilidad, pero en efecto, en ocasiones no les apetece. No consiste solo en levantar la bandera blanca, también se necesita crear el ambiente adecuado, de lo contrario la libido se colapsa y sólo queda dormirse… Debido a que es el momento de admitir la verdad, estos son 10 comportamientos que hacen que los hombres no quieren caer en el placer del amor.

    El poco cuidado de una misma

    El descuidarse con el paso del tiempo es el ejemplo más clásico de la libido-matanza: la eliminación del vello trimestral, máscaras faciales con los colores inverosímiles y antiarrugas, ir siempre despeinada…olvidar todos estos factores hacen que al hombre no le apetezca acercase. El poco cuidado de sí mismo en una mujer es imperdonable.

    La excesiva importancia de uno mismo

    No es bueno, incluso el exceso en la dirección opuesta: que pases una hora en el baño te expone a que cuando salgas, tu pareja ya esté completamente dormida, especialmente si ha vuelto de un día duro de trabajo.

    Las constantes disputas y las tensiones

    ¿Siempre quieres discutir y pelear? Con el paso del tiempo empieza a influir considerablemente, a fuerza de disputas se corre el riesgo de que el hombre pueda tener la tentación de correr a otras faldas. Un ambiente tranquilo y sin tensiones hará que tu hombre esté deseando caer en tus brazos.

    La pareja ardiente

    Una pareja sexual demasiado ardiente, que afirma orgasmos múltiples en cada encuentro, puede estresar a tal punto que la ansiedad producida en el hombre afecte a su rendimiento. La eyaculación precoz y los bloqueos psicológicos pueden asomarse también en el ego masculino.

    La escasez de fantasía en la cama

    Hay que decir que incluso la poca imaginación termina cansando. Nunca se puede hacer siempre y únicamente la posición del misionero. Se necesita esa cantidad de pimienta y querer experimentar nuevas posibilidades que siempre mantienen la llama de la pasión.

    Si a ella nunca le apetece

    Es cierto que, por desgracia, hay personas que no tienen una necesidad particularmente fuerte de sexo. Así que si ella no quiere nunca, entonces no puede quejarse si los hombres van a buscar satisfacción en otra parte. ¡Despierta tus ganas!

    No soltar el teléfono móvil

    Uno de los comportamientos más detestable de nuestra era es que muchas personas no se desprendan del teléfono ni en la cama. Tener el control del móvil, incluso cuando hay que mirar a los ojos de la pareja, no se puede permitir. Ya sea hombre o mujer, la distracción tecnológica es lamentable.

    El estrés del trabajo puede afectarles

    El estrés laboral es una de las principales causas de la crisis de la intimidad en la pareja, más aún si ambos realizan profesiones muy competitivas y agotadoras. Cuando los dos están agotados, lo que sí que harán seguro es dormir.

    Programar los momentos íntimos

    Tristemente, muchas parejas a la larga terminan programando los encuentros sexuales en ciertos días y a ciertas horas. Dejarse llevar por el éxtasis del momento es bueno para la relación.

    Ver la televisión en la cama ates de dormir

    El mejor anticonceptivo del mundo es la televisión en la cama, es lo que termina por calmar cualquier ebullición bajo las sábanas. Aplasta más a la sexualidad que cualquiera de los comportamientos que hemos visto hasta ahora. Así que toma nota y pasa a la acción.

    Viajes y vacaciones