Dinero en la pareja: una de los motivos de crisis, ¿cómo evitarlo?

Es muy común que el dinero se convierta en uno de los motivos que más discusiones de pareja causan. Si es tu caso, toma nota de estos útiles consejos.

por , il

    Dinero en la pareja: una de los motivos de crisis, ¿cómo evitarlo?

    El factor económico se convierte en uno de los elementos que provoca un mayor número de discusiones dentro de la relación de pareja. Los problemas de dinero pueden llegar a tambalear una relación, ya que sacan a la luz algunas inseguridades en los dos miembros de la pareja, incluso aunque creamos que es estable y que está asentada sobre bases sólidas. ¿Qué hay que hacer cuando el factor económico se convierte en un obstáculo para que una relación siga adelante?

    Las épocas de crisis económicas hacen que los problemas monetarios alcancen una gran importancia en la vida en pareja. El elevado número de personas en paro (la mayoría mujeres), la bajada de los sueldos y el aumento de muchos impuestos hacen que la economía familiar se tambalee y no goce de la estabilidad de la que disfrutaba antes.

    Todos estos factores provocan que el tema de la gestión del dinero salga a la superficie y cause pequeños roces cotidianos que, a la larga, desgastan y minan la relación. Y es que cuando el dinero escasea la presión aumenta, muchas parejas comienzan a esconder sus compras personales e incluso se producen sentimientos de ansiedad, angustia y soledad cuando la pareja no se comunica adecuadamente y no se une para solucionar la situación.

    Medidas para que el dinero no destruya tu relación

    Nada debería interponerse en la felicidad en tu pareja, y mucho menos el dinero, pero, ¿qué hay que hacer para evitarlo? Aquí tienes una serie de posibles medidas para evitar que el factor económico sea el culpable de que tu relación se desmorone.

    Sentaros a hablar de vuestros problemas de dinero

    La comunicación es una de las bases de la pareja y en el dinero debe serlo también. Aunque muchas veces hablar de dinero nos puede parecer un poco frívolo o fuera de lugar, tenemos que ser claros sobre este aspecto. El dinero forma parte de nuestra vida y, por tanto, de nuestra relación, de manera que de nada sirve intentar negarlo. Cuando una pareja se sienta a hablar de sus finanzas abiertamente, la tensión por el tema del dinero desaparece automáticamente.

    Buscad un plan de acción

    Lo ideal es comentar los gastos importantes que se tienen o se van a hacer y analizar sus pros y sus contras. No es conveniente decir de entrada un “no” rotundo a una propuesta de gasto realizada por tu pareja, ya que creará tensión y desconfianza. Expresa tu opinión, pero siempre con argumentos y razonadamente.

    Para ayudaros con vuestra economía, te recomendamos leer cómo hacer un plan de ahorro anual paso a paso y estos consejos para conseguir tener libertad financiera y no ahogarte en deudas.

    Cread acuerdos sobre los aportes de la pareja

    El hecho de que uno de los miembros de la pareja aporte más dinero que el otro no tiene que ser un problema. Si los dos estáis enamorados y os queréis, lo más natural es compartir el dinero y que todo sea de los dos, sin que ninguno se sienta menos que el otro.

    De todas formas, no hay una regla básica sobre distribución del dinero en la pareja. En realidad, lo importante es que ambos estéis de acuerdo con la forma en que contribuís económicamente, un acuerdo que debe haceros felices a ambas partes. Lo más esperado puede ser una actitud generosa ante la situación económica del otro, pero si no es así del todo, lo mejor es no juzgar y llegar a acuerdos económicos que os satisfagan.

    Repartid la responsabilidad financiera

    No es beneficioso para la pareja que solo uno se encargue de la administración y de la economía familiar, ya que puede hacer que la otra persona se sienta inferior y dependiente, dos sentimientos muy negativos para cualquier relación de pareja. En otras ocasiones, el miembro de la pareja que se ocupa exclusivamente de la administración económica familiar puede verse abrumado, sobre todo en épocas de crisis.

    Lo mejor es que repartáis tareas en cuanto a la responsabilidad financiera, para que así siempre se tomen en cuenta vuestras opiniones y necesidades, y así podáis equilibrar el trabajo y responsabilidad de la economía familiar.

    Si notas que el aspecto monetario está levantando un muro entre tu pareja y tú, intenta llevar a cabo alguno de estos consejos y verás cómo el problema se soluciona y volvéis a disfrutar de vuestra convivencia. Eso sí, ambos tenéis que poner de vuestra parte.

    Además, es posible que te pueda interesar esta información sobre cómo evitar las crisis de pareja por exceso de trabajo y ayudarte con estas frases para evitar discusiones de pareja que funcionan.