Navidad 2016

Discusiones pre-boda: No dejes que te superen

Discusiones pre-boda: No dejes que te superen

Discusiones pre-boda: No dejes que te superen. Las discusiones que se tienen antes de la boda suelen estar cargadas de una tensión especial, fruto de la presión del gran acontecimiento. ¿Cómo puedes hacer que no te afecten demasiado?

por en Crisis de pareja, Pareja, Consejos Pareja, Discusiones pareja
Última actualización:

    Discusiones preboda

    Discusiones pre-boda: No dejes que te superen. Una boda es un momento determinante en la vida de las personas y eso hace que los nervios antes de este acontecimiento se incrementen y que la tensión se haga a veces difícil de canalizar. Esta situación provoca que en muchas ocasiones se produzcan discusiones entre los dos miembros de la pareja que, si tenemos en cuenta el estado de nervios de ambos, es normal que la intensidad se vaya de las manos y se acabe haciendo una montaña de un grano de arena. Así, los momentos previos a la boda, que deben ser de ilusión y de compartirlos juntos se convierten en todo un drama. ¿Qué puedes hacer para que no sea así? Te damos las claves

    Es normal que las parejas discutan en su vida cotidiana, ya que la convivencia y el pasar mucho tiempo juntos acaba provoca roces o diferencias que conviene arreglar, pero, quizá, lo que no parece tan normal es que conforme se va acercando la fecha de la boda, las discusiones se multipliquen en número e intensidad. ¿Hay algo que puedas hacer para evitarlo?


    Todos los preparativos de la boda y los nervios de u acontecimiento muy importante pueden hacer que se magnifiquen las reacciones ante situaciones cotidianas y que digas algo que no hubieras dicho en condiciones normales. Estos son algunos consejos para que no te pase.

    • En primer lugar, tienes que estar tranquila. El hecho de que discutáis un poco más antes de la boda no es señal de que no estáis hechos el uno para el otro o de que no deberíais casaros, sino que demuestra que ambos os preocupáis por la boda y queréis que salga perfecto todo en el gran día.
    • Hay que mantener la calma. Tú estás nerviosa, por lo que no hay nadie mejor que tú para entender por lo que está pasando el novio.

      Esto significa que tienes que ser más comprensiva que nunca y no tomarte muy a pecho los desacuerdos que tengáis.

    • Intenta no utilizar frases como “ya me da igual”, “haz lo que quieras”, “paso de esto”… una vez dichas es difícil dar marcha atrás y puede causar molestias graves en la otra persona.
    • En el caso de que en algún momento de la preparación hayas dicho “me da igual”, no puedes protestar más tarde por ese resultado, ya que sería muy injusto para la otra persona, que se ha ocupado de ello.
    • Por último, es bueno que veáis estos preparativos como la oportunidad de pasar tiempo juntos, como una extensión de lo que dura la boda y, por tanto, que debéis aprovechar cada minuto.

    Además de todo esto, debes tener en cuenta que el orgullo no es un buen consejero y que no merece la pena estropear una relación tan bonita como la que tenéis, pues habéis decidido casaros por una discusión absurda.

    604

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Crisis de parejaParejaConsejos ParejaDiscusiones pareja

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares