Navidad 2016

Dispareunia: Un problema con solución

Dispareunia: Un problema con solución

Dispareunia: Un problema con solución. La dispareunia afecta en torno a un 20% de las mujeres y es causa de muchos problemas íntimos con la pareja. Pero con ayuda de un especialista se puede superar.

por en Caída Del Deseo, Crisis de pareja, Pareja, Posiciones, Problemas íntimos, Psicoterapia
Última actualización:

    am 79218 2122577 22232

    Dispareunia: Un problema con solución. La dispareunia o coito doloroso está incluido en el grupo de las disfunciones sexuales y es el nombre que recibe la aparición de dolor al inicio, durante o después de la relación sexual. Este problema puede ser tanto masculino, como femenino. Aunque la proporción en hombres está en torno al 4% de la población, la de mujeres se encuentra en el 20%. La mayoría de las mujeres que lo padecen, a la larga van perdiendo interés en su vida sexual, y facilitan la aparición de anorgasmia o deseo sexual inhibido. Es necesario consultar a un especialista frente a estos síntomas porque existen multitud de tratamientos para este problema.

    Los síntomas de la dispareunia se presentan en forma de ardor, quemazón, contracción o dolor cortante y suelen estar localizados en el abdomen, la región pélvica, en el interior o en el exterior de la vagina. Este problema suele venir asociado con el vaginismo, pero no está clara cuál es la causa.

    En algunas ocasiones los síntomas pueden aparecer en todos los intentos de relaciones íntimas, en determinadas posturas o sólo de vez en cuando. Pero la dispareunia hace referencia a unas molestias crónicas, con mucha frecuencia y durante largos periodos de tiempo.

    La dispareunia en el hombre aparece como dolor en la eyaculación. Por lo general se asocia a infecciones es la uretra, en la próstata, en las vesículas seminales o en la vejiga, aunque también puede ser algún problema de fimosis.


    Este problema se suele asociar principalmente, a causas físicas, como deformaciones del introito vaginal, de la vagina, del útero, de las trompas de Falopio o de los ovarios. Además puede ser causa de infecciones de la vagina, de la uretra, del clítoris o del ano, malformaciones o cicatrices provocadas por el parto, enfermedades de la pelvis o más generales como diabetes o carencia de estrógenos.

    Otras causas que favorecen la aparición de la dispareunia pueden ser: el uso de cremas vaginales, espermicidas, o cremas anticonceptivas que provoquen irritación en la vagina, así como empujes violentos o introducciones demasiado profundas en las relaciones sexuales, lo que se puede solucionar con la mujer en la parte superior durante el coito.


    Entre los aspectos psicológicos pueden estar: una mala información sobre relaciones sexuales, la ansiedad, falta de excitación, experiencias traumáticas anteriores e incluso unos preliminares demasiado cortos que no favorezcan una correcta lubricación.

    Al encontrar estos síntomas en nuestro cuerpo, lo más recomendable es acudir a un especialista, como el ginecólogo o el psicólogo clínico. Quienes, mediante una evaluación “biopsicosocial”, podrán saber cuál es la causa y el tratamiento más adecuado para ti.


    Una vez confirmado el diagnóstico, el médico optará por uno de los tratamientos, como los analgésicos, antiinflamatorios, antibióticos o quirúrgicos. Si las causas son psicológicas, se recomienda que la pareja asista a sesiones de orientación, que últimamente están funcionando muy bien, y allí reciban algunos consejos como interrumpir temporalmente las relaciones íntimas, o para recibir técnicas y tareas específicas para favorecer su vida sexual y evitar los problemas íntimos.
    La dispareunia puede ser motivo de muchos problemas con tu pareja, que pueden provocar la ruptura definitiva, así que no te rindas y consulta a un especialista que te ayudará con tu problema.

    739

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Caída Del DeseoCrisis de parejaParejaPosicionesProblemas íntimosPsicoterapia

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares