Tipos de divorcio en España: Todo lo que debes saber

La falta de información puede hacer que un divorcio sea desconcertante, por eso te contamos todo sobre los divorcios en España, desde cómo ha evolucionado la ley del divorcio hasta los tipos de divorcios que existen.

por , il

    Tipos de divorcio en España: Todo lo que debes saber

    Cuando una persona toma la decisión de divorciarse puede sentirse abrumada y sin rumbo si no cuenta con la información adecuada. Es común que ante la inseguridad de no conocer todo sobre el divorcio, la persona pueda tener muchas inseguridades y con un cierto sentimiento de desamparo. Por este motivo queremos que conozcas todo lo necesario sobre el divorcio, para que en el caso de que estés o tengas la intención de estar en un proceso de divorcio en el territorio español, sepas a qué te enfrentas y puedas solventar los problemas con todo el conocimiento que una decisión así requiere. ¡Sigue leyendo y no pierdas detalle!

    Un divorcio es una de las decisiones más difíciles de tomar para muchas parejas, por la sensación de malestar que provoca así como el sentimiento de fracaso que supone para algunas personas.

    Son momentos difíciles y no solamente para la pareja que ha tomado la decisión sino también para todos aquellos que les rodean, principalmente los hijos, que pueden sentirse divididos en medio de la tensión parental. Por ello, el sistema de la custodia compartida de la que tanto se habla intenta que el hijo vea por igual al padre y a la madre para que esa pérdida de unidad familiar que supone en principio sea lo menos dolorosa posible.

    ¿Qué hay que saber sobre la ley de divorcio en España

    La Ley del divorcio se admitió en España en el año 1981. Desde entonces, el número de personas que se han divorciado ha ido incrementándose paulatinamente hasta nuestros días.

    Según el Código Civil español se puede llevar a cabo un divorcio cuando se ha producido una separación sin interrupciones de al menos un año. Para realizar este divorcio se han de justificar las causas del mismo, que pueden variar dependiendo del caso.

    Sin embargo, este no es el único requisito, ya que tras la polémica que surgía al ser un proceso lento en la mayoría de los casos, desde el año 2005 se admitió la Ley del divorcio express, por la que ya no es necesario alegar una separación previa para que se conceda el divorcio a la pareja. La facilitación de los trámites de divorcio gracias al divorcio express ha permitido que las parejas que no son felices en matrimonio se puedan divorciar de mutuo acuerdo de forma más ágil y rápida (así como menos costosa), por lo que tras la aprobación de la ley del divorcio express, los datos de divorcio en España crecieron exponencialmente en poco tiempo.

    Si tienes dudas sobre el proceso de divorcio, en este artículo te contamos qué tipos de divorcio existen, cómo es la guarda y custodia, la pensión alimenticia y compensatoria y cómo afrontar el divorcio en función de los tipos de regímenes matrimoniales que hay actualmente.

    ¿Qué implica tener un régimen matrimonial u otro?

    En el estado español existen dos tipos de regímenes matrimoniales: separación de bienes y de gananciales.

    • El régimen de gananciales se da por defecto en gran parte de las comunidades españolas. En este tipo de régimen matrimonial, los cónyuges aceptan iniciar un proyecto en común como si de una empresa se tratase y ambos fueran los socios, de tal forma que cuando rompen su relación todas las ganancias y/o beneficios obtenidos por ambos, indistintamente de quien los haya obtenido, serán divididos en partes iguales.
    • Por otro lado, el régimen de separación de bienes, como su propio nombre indica, supone la separación de bienes de los cónyuges, de tal forma que cada uno conservará la propiedad de todos sus bienes y podrá retener o disfrutar de los mismos por si solo o delegarlos en manos del otro cónyuge. Este tipo de separaciones también se utiliza por defecto en algunas comunidades autónomas.

    Si me quiero separar ¿qué tipos de divorcios existen?

    En este caso tenemos que partir de dos tipos de divorcios completamente distintos.

    • Por un lado se encuentra el divorcio de mutuo acuerdo en el que ambos cónyuges están de acuerdo en romper la relación. En este caso el proceso es mucho más rápido, así como menos costoso.
    • El otro caso es un divorcio mucho más largo y costoso. Se trata del divorcio contencioso, en el que será el juez quién determine cómo finalizará la situación de la pareja. Estos casos son aquellos en los que la ruptura procede únicamente de uno de los cónyuges y la otra parte no está de acuerdo.

    Y, ¿qué pasa con los niños en un proceso de divorcio?

    En la mayoría de los casos, los expertos recomiendan que los recién divorciados accedan al régimen de custodia compartida, para que de esta forma ambos cónyuges pudieran disfrutar de igual manera de sus hijos. Este caso suele darse en parejas cuyo divorcio ha sido de mutuo acuerdo y cuya relación es al menos cordial.

    La custodia compartida en casos de situaciones de violencia conyugal no es la mejor opción, así como en el caso de ex-cónyuges que tengan pensado vivir en otra ciudad o país. Es importante que las dos partes hablen como adultos para determinar qué es lo mejor para sus hijos, incluso mucho más allá de sus propios deseos.

    En el caso del divorcio contencioso será el juez quien determine quién tiene la custodia de los hijos, así como el régimen de visitas para el otro progenitor.

    Por otro lado, no es necesario realizar el divorcio por una u otra vía para determinar la custodia de los pequeños.

    ¿Cuándo se produce la pensión alimenticia o compensatoria?

    Ambas son pensiones económicas que el cónyuge que no tiene la custodia de los hijos ha de pasar tanto a los hijos como a su ya ex-pareja, en el caso de que proceda.

    • Pensión alimenticia: es un ingreso que se realiza al otro cónyuge para la alimentación, gastos educativos, gastos de vivienda, etc. de hijos menores, discapacitados o mayores de edad, pero que dependen económicamente de los padres. La cuantía de esta pensión será determinada por los cónyuges o en su defecto por el juez del caso.
    • Pensión compensatoria: la cantidad también vendrá determinada de la misma forma que en el caso anterior, la cuantía fijada será para el otro cónyuge cuya posición después del divorcio ha sido muy desfavorable con respecto a la que tenía antes del mismo.

    Para formalizar un divorcio, será necesario tramitar una demanda de divorcio. Los papeles y documentación a presentar dependerán de la Comunidad Autónoma en la que vivan los cónyuges, por lo que en este caso es necesario acudir al organismo correspondiente de la Comunidad Autónoma de vivienda y pedir que indiquen cuáles son los documentos a presentar.

    Te recomendamos leer en qué consiste y cómo se lleva a cabo el divorcio express, si preferís esta modalidad de divorcio, así como las claves principales para que el divorcio no se convierta en un infierno.