El 68, la postura sexual alternativa al 69

Todos hemos oído hablar de la famosa postura del 69. Pues bien, ahora llega el 68. Si quieres conocer los detalles sobre esta postura sexual, no te pierdas el artículo.

por , il

    El 68, la postura sexual alternativa al 69

    La famosa posición del 69 se ve amenazada por una nueva variante que está causando furor. Bautizada con el número 68, se puede practicar de manera mucho más sencilla que la anterior y hace que la persona que recibe la acción disfrute mucho más que con el clásico y tradicional 69. Es válida tanto para dar placer al hombre como a la mujer y su práctica es sencilla y muy extendida. Veamos juntos todos los detalles de esta nueva posición.

    ¿Qué es exactamente el 68?

    El 68 es una postura pensada para la práctica de sexo oral. El hombre o la mujer que va a recibir placer de su pareja, se tumba encima de ésta quedando boca arriba de tal manera que los genitales queden a la altura de la boca de su pareja.

    De forma similar al 69, se comienza a practicar el cunnilingus o la felación pero de forma unilateral es decir solo uno de los dos tiene que estimular la zona erógena del otro con la boca, mientras este último se dedica solo a disfrutar de la práctica.

    El 68 puede practicarse de forma intermitente, es decir que por ser una práctica unilateral no debe fomentar la desigualdad sexual ni mucho menos un egoísmo de placer. Lo más satisfactorio es que de forma intercalada se intercambien los papeles de tal manera que la mujer haga disfrutar al hombre y a la inversa.

    El hecho de estar esperando tu turno mientras das placer a tu pareja que se encuentra en la misma situación puede resultar verdaderamente excitante. Además de ser algo que puede aumentar considerablemente la intensidad del orgasmo alcanzado por los cortes de estimulación durante los momentos previos al clímax.

    0 nih5Y2Ww5ciO1sFn 48x48

    Beneficios de practicar el 68

    El mayor beneficio que reporta el 68 es que el placer obtenido es mucho mayor que con el tradicional 69. No solo la postura es más cómoda para ambos, sino que además el no tener que estar pensando cómo satisfacer simultáneamente a la pareja con lo que ello conlleva durante la práctica sexual hace que ésta sea mucho más placentera para quien está arriba.

    Del mismo modo, también aumenta la intensidad de los orgasmos alcanzados y reduce considerablemente el tiempo de alcance de estos. Esto sucede porque la interrupción de la estimulación durante periodos breves, incentiva la excitación y la profundidad del placer recibido.

    El 68 como favorito

    En lo que se refiere a relaciones sexuales una buena idea para mantener la llama viva, es no tener miedo a probar cosas nuevas. Comunícate con tu pareja, habla con él y sobre todo no tengas ningún reparo a la hora de pedirle nuevas cosas o proponerle tus fantasías.