El deseo sexual aumenta en verano: Verdad o mito

El verano parece unido al deseo sexual, pero, ¿se basa esto en la realidad? Te contamos los detalles

por , il

    El deseo sexual aumenta en verano: Verdad o mito

    Con la llegada del buen tiempo, parece que nos apetece mucho más hacer el amor, siempre se ha dicho que el verano aumenta la líbido y el deseo sexual de las personas, pero, ¿esto es una realidad o un mito? A continuación, te descubrimos qué parte de verdad hay en esta afirmación y qué mitos acompañan al verano y el sexo.

    En verano aumentan las ganas de practicar sexo

    Es cierto que el verano, puede en parte aumentar las ganas de practicar sexo, uno de los motivos para que esto suceda, es que durante esta estación aumentan las horas de sol, por lo tanto, la producción de oxitocina también conocida como “hormona del placer”

    Además de esto y en el caso de los hombres, con la luz solar también se estimula la hipófisis que es una glándula encargada de producir testosterona (encargada de mantener las erecciones y aumentar el deseo sexual)

    El aumento considerable de los encuentros sexuales por parte de las personas con la llegada del calor, también se ve acentuada por la producción de sudor (el olor de las feromonas contenidas en él, despierta el deseo sexual) y por la ligereza de ropa, lógicamente podemos vestir mucho más sensuales si el tiempo nos acompaña.

    Mitos relacionados con el sexo en verano

    Aunque el verano pueda, en parte aumentar las ganas de tener sexo, esto no significa que las personas con poco o ningún deseo sexual vaya a aumentar su actividad sexual de forma significativa.

    El verano no hace más que incentivar el deseo sexual en aquellas personas que ya tienen una predisposición, pero no es algo mágico que pueda hacer resurgir a cualquiera. Además, para que exista este deseo sexual, intervienen factores físicos y químicos que solo pueden darse entre dos personas determinadas, es decir, que el verano no puede hacer que sientas atracción sexual desmedida por cualquier persona, solo puede conseguir que aumentes un poco la frecuencia con esa persona especial.

    Con el sol y con el sexo, mucha precaución

    Además de protegernos este verano contra los rayos UVA, debes tener en cuenta que el sexo es algo maravilloso pero que siempre debes tomar las precauciones necesarias.

    Si tienes pareja, no lo dudes y aprovecha este “aumento inducido” del deseo sexual, y si por el contrario no la tienes, no te cierres a conquistar a alguien durante estos meses de buen tiempo.