El miembro masculino tenía hueso: ¿Sabes por qué?

Nuestros antepasados masculinos tenían hueso en el pene y podían tener sexo durante más tiempo. ¿Qué paso?

por , il

    El miembro masculino tenía hueso: ¿Sabes por qué?

    El pene masculino en sus orígenes tenía hueso, el conocido como hueso peneano. Muchos animales como las focas o los perros aún lo tienen, pero el ser humano hace ya tiempo que perdió esta peculiar característica ósea, ¿quieres saber por qué? Tras años detrás de la respuesta, la ciencia ha descubierto el por qué y en EllaHoy te lo contamos. No te lo pierdas que es de lo más interesante.

    El miembro masculino tenía hueso

    El pene masculino en sus orígenes tenía hueso, llamado hueso peneano, el conocido como báculo, que permitía al hombre tener sexo durante más tiempo. Ahora los científicos, tras años de investigación, han dado con la clave de por qué el ser humano perdió el hueso del pene durante la evolución; la respuesta está en la monogamia, una práctica humana que nació hace nada menos que 1.9 millones de años. (Sí, sí, al principio no existía)

    Kit Opie, investigador del Colegio Universitario de Londres, explica porqué el hombre perdió el hueso peneano al tener relaciones sexuales solo con una mujer y para ello, primero hay que tener claro cuál era la función que cumplía el hueso en el pene.

    hueso peneano

    Este hueso tan peculiar lo que hacía era una función llamada “intromisión prolongada”, ¿y en qué consiste esto? Pues que durante el acto sexual la penetración duraba más de tres minutos, lo que se traducía en un placer más duradero… interesante ¿verdad?, algo que no solo se hacía por placer, sino para evitar que la mujer tuviera ganas y opciones de ser fecundada por otro hombre.

    La desaparición del hueso en el pene masculino

    ¿Entonces por qué desaparece el hueso en el pene masculino? La ciencia afirma que fue este el motivo: la monogamia, la mujer no va a tener muchas opciones de ser seducida por otro hombre debido a este acuerdo establecido, por lo que su hombre ya no necesita tener relaciones sexuales tan largas. El ser humano a lo largo de la evolución fue perdiendo el hueso en el pene; hasta hoy, donde los estudios recientes confirman que la duración media del coito entre la primera penetración y la eyaculación es de solo dos minutos. (Así que no nos quejemos mucho)

    Sí, la monogamia nos ha traído innumerables ventajas, pero esta, indudablemente, no es una de ellas. La creación de la familia monogámica, las religiones, los nuevos valores sociales nos trajeron de todo y a ellos, le quitaron un huesito… Algunas compañeras ya están organizando una recogida de firmas mundial para volver al pasado.

    También te puede interesar: ¿Cuál es el tamaño medio del pene en cada país? y ¿A qué se debe el mal olor del pene?