El Phubbing: La nueva causa de divorcio

Según los expertos el phubbing es una de las principales causas de divorcio; en EllaHoy te lo contamos

por , il

    El Phubbing: La nueva causa de divorcio

    Es algo que ya nos imaginábamos, pero por si te quedaba alguna duda, ahora hay un estudio que revela que usar el móvil mientras estás con tu pareja, es motivo de divorcio. Si pensabas que la tecnología no podía afectar a tu relación, te equivocas. En EllaHoy te contamos todo sobre el phubbing: La nueva causa de divorcio, presta atención que es de lo más interesante para ti y tu pareja.

    Qué es el phubbing

    Hace poco os hablábamos acerca del phubbing, término que surgió en Australia en el año 2008 y que se define como la fea costumbre de mirar el móvil mientras compartes momentos reales con otros, sobretodo si no has recibido ningún aviso. Pues bien, ahora la cosa va más allá; prestar más atención al teléfono móvil que a los amigos con los que estás en ese momento es algo que no está bien, pero si lo haces cuando estás con tu pareja, te puede costar la relación.

    El phubbing es motivo de divorcio

    La Universidad norteamericana de Baylor ha evaluado la relación de pareja de cerca de 500 adultos, ¿y cuáles han sido las conclusiones? Pues las que estás pensando, dejar de lado a la pareja para mirar el móvil, sin que suene, sin que vibre, sin que haya notificaciones, simplemente para hacer scroll, es la causa por la que dos de cada cinco parejas rompieron su relación.

    James Roberts, autor de la investigación, llegó a la conclusión, de que el phubbing termina por dañar seriamente a la relación y en muchos casos, llega a originar la ruptura. El phubbing desencadena peleas, inseguridades y temores, la persona que lo sufre llega a sentirse ignorada por completo.

    Parece algo insignificante, estamos pendientes del móvil a todas horas y lo tenemos tan asumido que lo ponemos como prioridad a todo. Pero si lo piensas bien, es una falta de respeto, un daño profundo que le causas a tu pareja, la persona a la que deberías prestar más atención. Quedas con tu pareja para disfrutar dando un paseo por la ciudad o para cenar en un bonito restaurante; pero en vez de hablar contigo, tu acompañante está más pendiente del móvil que de ti. Que no te sorprenda si la velada acaba en una discusión. Y que tampoco te sorprenda si empieza a sospechar de que en verdad te estés mandando mensajes con tu amante. ¿Qué ocurre entonces? Pues que tú también comienzas a mirar el móvil, por imitación, por la frustración que sientes y por hacer algo mientras que tu pareja está mirando el suyo. Conclusión: la comunicación real entre ambos pasa a un segundo plano, ni que decir tiene, que la repetición de este tipo de situaciones termina por estropear la relación.

    Cómo evitar que el phubbing afecte a nuestras relaciones

    La psicóloga Cristina Callao afirma lo siguiente: “Las consecuencias del phubbing son de diferente índole, pasando por el deterioro de nuestras relaciones sociales, familiares y de pareja. En los casos más graves, pasa a ser un problema de adicción cuando empieza a ocupar demasiado tiempo y ocasiona que no realicemos el resto de tareas del día a día, de una manera correcta”. Si te decimos que lo único que tienes que hacer es dejar el móvil en casa cuando salgas con tu pareja, vas a decir que es algo imposible de hacer. Parece ser que el phubbing ha llegado a nuestras vidas para quedarse, lo que hay que conseguir es minimizarlo para que no nos cueste la relación de pareja. Y para ello, primero de todo, debes darte cuenta de que le prestas demasiada atención a tu teléfono móvil, o lo que es lo mismo, reconocer el problema. Segundo, tienes que aceptar que es algo lógico que tu pareja se enfade y se sienta desplazada cuando no le haces caso. Y tercero, debes marcarte unas pautas: antes de sacar el móvil piensa si lo que vas mirar no lo puedes hacer luego y piensa en que forma te relacionabas antes de que los smartphones llegaran a tu vida, piensa también hace cuánto que no dejas el móvil a un lado para prestar toda tu atención a tu acompañante, da igual que te haya llegado una notificación o no.

    ¿Puede un smartphone determinar tu relación de pareja?

    Lamentablemente la respuesta es afirmativa. No solo genera conflictos y discusiones, sino que también acaba por anular la magia y la espontaneidad en los encuentros, los temas de conversación y el mirarse cara a cara de forma romántica parecen ser ya cosa del pasado. La moda ahora es captar cada momento y subirlo a las redes sociales, estar atento a los tweet que son trending topic y hacer cuantos más comentarios mejor. Todo ello en detrimento de los momentos íntimos con tu pareja.

    ¿Será este también uno de los motivos por los que las relaciones son cada vez menos duraderas? ¿Será por esto que cada vez nos cuesta más confiar en nuestras parejas? ¿Será este el motivo por el que dicen que los jóvenes son cada vez menos capaces de relacionarse cara a cara? ¿Será por esto que los temores ante las infidelidades son cada vez mayores? Juzguen ustedes mismos.

    También te puede interesar: Errores que cometemos tras una ruptura y Consejos para superar el primer año de relación