¿Estáis preparados para vivir juntos?

¿Estáis preparados para vivir juntos? ¿Os estáis planteando dar el siguiente paso en vuestra relación? ¿Quieres estar segura de que es el momento adecuado? Toma nota de los puntos que debes valorar para tomar la decisión más acertada.

por , il - Última actualización

    ¿Estáis preparados para vivir juntos?

    ¿Estáis preparados para vivir juntos? Si os estáis planteando dar este paso importante en vuestra relación y comenzar a vivir bajo el mismo techo, lo mejor es que os preguntéis si es el momento adecuado y si estáis preparados como pareja para intentar que todo funcione y las cosas salgan tal y como esperáis. Compartir casa es una gran prueba en cualquier relación ya que es la mejor forma de conocer de verdad a la pareja y descubrir si queremos compartir nuestra vida con esa persona.

    Aspectos importantes a valorar si queréis iros a vivir juntos

    Vivir en pareja implica ceder un poco de nuestra intimidad, nuestra libertad y nuestro espacio. Si estáis totalmente decididos a iros a vivir juntos, existen algunas cosas que debéis de tener en cuenta:

    • Conocer al otro: implica conoceros de verdad. Es importante que antes de que os vayáis a vivir juntos seáis conscientes de los defectos de vuestra pareja, todos tenemos puntos débiles y hay que estar seguro de que las particularidades de la pareja, no van a ser totalmente incompatibles con las nuestras. La convivencia saca a relucir aspectos críticos de la personalidad y es muy importante tener en cuenta, que dichas “miserias” deben ser toleradas por ambas partes.
    • Mantener la pasión: La convivencia puede provocar una caída del deseo o incluso llegar a reducir drasticamente la frecuencia en la que hacéis el amor. Para poder evitar esto, es muy importante que tengáis ganas de poner de vuestra parte para tener momentos especiales de intimidad, y sobretodo estar abiertos a probar cosas nuevas. Muchas veces, romper con la rutina puede llevar a salvar la relación.
    • Espacio individual: Cuando una pareja da el paso de convivir, la rutina cambia. Es muy importante tener un espacio personal separado del de la pareja, para no llegar a quemar en exceso o depender de la otra persona. La nostalgia y las ganas de ver al otro porque no es la norma, hace que el amor se mantenga mucho más tiempo que si se tiene una relación de simbiosis codependiente.
    • Cuentas compartidas: también es un punto importante a valorar. No se puede vivir del aire, así que antes de dar el paso, dialogad sobre vuestros ingresos y sobre cómo vais a afrontar los gastos. Mantener el dinero de forma compartida, no es la mejor idea porque muchas veces puede ser el preludio de discusiones innecesarias por obviar la independencia de cada uno de tener su pequeña parcela de libertad en cuanto a las descisiones económicas.
    • Tareas domésticas: es importante que sepáis de antemano que deberéis planificaros para ocuparos conjuntamente de las labores del hogar. Tantea a tu chico sobre este punto, ya que aunque en la actualidad la mayoría de hombres tienen asimilado que las cosas de la casa, son tareas de ambos, todavía queda algún hombre de Cromañón que querrá que te conviertas en su madre…

    Aprender a vivir juntos

    Valorar estos aspectos y tened en cuenta que si comenzáis a vivir juntos, la comunicación, el cariño, el respeto, la paciencia y el amor deben ser vuestros nuevos pilares para que la relación funcione y vuestra casa se transforme en vuestro querido hogar.

    Viajes y vacaciones