Falta de lubricación femenina: Por qué sucede y soluciones

La falta de lubricación puede llegar a ser un grave problema en las relaciones sexuales. Si quieres saber por qué sucede y cómo poder solucionarlo, no te pierdas el artículo.

por , il

    Falta de lubricación femenina: Por qué sucede y soluciones

    En muchas ocasiones la lubricación femenina se ve resentida por factores externos. La falta de una dieta saludable los problemas de hidratación corporal o simplemente falta de deseo sexual son algunos de los factores que pueden provocarla. A continuación te descubrimos las principales causas de este problema y cómo se pueden afrontar de la mejor manera.

    f

    Principales causas asociadas a la sequedad vaginal

    Producción baja de estrógenos

    Los estrógenos son muy importantes en la segregación de flujo vaginal. Durante la fase de excitación, gracias a ellos las glándulas bartolinas situadas en la boca de la vagina, comienza a segregar flujo para poder mantener relaciones sexuales flexibles y placenteras. Es por esto que, durante la menopausia, el embarazo, el periodo de lactancia o inmediatamente después del parto la sequedad vaginal es común. La falta de esta hormona natural hace que no se genere suficiente lubricación en la zona y que aparezcan problemas a la hora de mantener relaciones sexuales.

    Falta de hidratación

    En determinados momentos en los que el cuerpo se ve con escasez de hidratación, es también bastante común la sequedad vaginal. Esto sucede porque para ahorrar agua el cuerpo manda la señal de no lubricar pudiendo así retener los niveles de hidratación mínimos necesarios para la vida. Es muy importante que tras un ejercicio físico fuerte o después a la ingesta de alcohol (momentos de mayor peligro por deshidratación) bebas mucha agua y no solo por la sequedad vaginal, sino porque corres un serio peligro de shock por deshidratación.

    d

    Medicamentos diversos

    Existen algunos tipos de medicamentos, como los anticonceptivos o muchos tipos de benzodiacepinas que pueden provocar desajustes hormonales que desemboquen en una sequedad vaginal leve o incluso severa. Es muy importante seguir las dosis recomendadas por los médicos y llevar un control exhaustivo de la cantidad y hora de toma en estos medicamentos para poder evitar posibles contraindicaciones que nos entorpezcan las relaciones sexuales.

    Soluciones para evitar la sequedad vaginal

    Lo primero que debes hacer para evitar la sequedad vaginal es llevar una dieta sana y practicar ejercicio. Además de ello, si tomas medicamentos lee siempre detenidamente las interacciones con otros fármacos y evita la aparición de contraindicaciones. Si la sequedad vaginal persiste, toma mucha agua para evitar que la causa sea la hidratación corporal y sobre todo ten presente que es necesaria una citología anual para controlar la salud vaginal.

    h

    Cuestión de cuidar la vagina

    Para evitar estos y otros problemas vaginales, lo más importante es acudir periódicamente al ginecólogo, utilizar el método anticonceptivo menos invasivo y llevar una higiene y disciplina en los cuidados de la zona más íntima ejemplares. Así que ya sabes, si quieres tener relaciones sexuales placenteras, comienza por cuidar tu vagina.