Fidelidad en la pareja: 6 razones por las que es buena para la relación

La fidelidad en la pareja es buena para la relación, y por eso te mostramos seis razones que lo evidencian. ¡Sigue leyendo!

por , il

    Fidelidad en la pareja, ¿una utopía o una realidad? Según una reciente investigación científica, el aspecto que más une es la lealtad, seguido de la satisfacción sexual y el reparto equitativo de las tareas domésticas. Sin embargo, la traición puede acabar con una relación en cualquier momento. Hay por lo menos seis razones por las que, la lealtad, es buena para la pareja.

    1.- Es un signo de respeto

    Las traiciones no son necesariamente un acto malo, puede suceder, y a veces sirven también para darnos cuenta de algunas cosas. De cualquier forma, la fidelidad es una demostración de respeto por el otro. Aprende a hacerte respetar.

    2.- No se pierde la confianza en el otro

    Es inútil ser fieles intentando no serlo, pero si viene del corazón, la lealtad puede realmente ayudar a la pareja para no perder la confianza mutua, incluso en tiempos difíciles.

    3.- Es una señal de amor

    Quien ama de verdad nunca querría causar dolor a la persona que tiene a su lado y la idea de hacerle daño con la traición, duele. Es por eso que la fidelidad, o al menos la voluntad de serlo, es un signo de amor verdadero.

    4.- Favorece la complicidad

    Una pareja que, incluso después de muchos años, puede ser fiel a sus promesas, está definitivamente vinculada por una complicidad profunda. Porque la fidelidad es un acto de amor genuino, no provocado.

    5.- Es una elección compartida

    Sentir que el otro nos entiende y que nuestros pensamientos son similares, al menos en el contexto de la fidelidad, es ciertamente tranquilizador, siempre y cuando sea una elección libre y compartida.

    6.- Es una promesa que se mantiene

    Por desgracia, estamos acostumbrados a considerar la fidelidad como algo limitado a la esfera sexual, pero va mucho más allá de esto. La lealtad es la promesa de apoyo mutuo en las buenas y en las malas, y si esto se da, refuerza la relación.