Formas de hacer el 69: Trucos para disfrutar más

Esta práctica sexual puede llegar a ser de las más placenteras, te descubrimos los trucos para disfrutarla al máximo.

por , il

    Formas de hacer el 69: Trucos para disfrutar más

    Existen varias formas de hacer el 69 y algunos trucos que pueden llevarte a disfrutar más con él. No todo se reduce a la posición clásica que tenemos en mente acerca de esta postura sexual de lo más placentera. Si quieres sorprender a tu pareja con algo difícil de olvidar, toma nota de las estrategias que contamos acerca de esta figura sexual, considerada de las más antiguas y sobre todo de las favoritas por las mujeres.

    Consejos para disfrutar el 69

    Con solo un poco de práctica podrás disfrutar de muchísimo placer con estás posturas, al mismo tiempo que provocas ese mismo placer a tu pareja. Te mostramos las diferentes formas de hacer el 69 y trucos para disfrutar más:

    Clásico Lateral

    Por supuesto, la postura clásica del 69 es mundialmente conocida y no por ello deja de ser placentera. Para practicarlo correctamente debes colocarte en sentido contrario a tu pareja para que de esta manera pueda haber sexo oral simultáneo. Un truco que aconsejable durante la práctica es acariciar el escroto con la mano al mismo tiempo que se está practicando la felación, esto a los hombres les reporta un plus de placer que agradecen fervientemente y de forma instantánea.

    Frontal

    La postura clásica, aunque eficaz, puede resultar bastante incómoda para practicar en según qué situaciones, es por ello que una buena opción para sustituirlo es la postura frontal. Esto consiste en colocarse de forma inversa pero en vez de en la composición lateral que da nombre a la práctica (por parecer las cifras 6 y 9) uno encima del otro. Esta posición se encuentra entre las mejores posturas para practicar sexo oral, y permite a la mujer poder introducir el pene en su boca de forma más sencilla y también más profunda, si la preocupación es poder complacer al hombre sin lugar a dudas, esta es la forma más adecuada de conseguirlo.

    Por turnos

    El 69 generalmente implica un sexo oral compartido y simultáneo pero existen personas incapaces de continuar haciendo una buena práctica del cunnilingus o la felación mientras se encuentran en el clímax. Es por ello, que la práctica por turnos puede resultar una buena solución. Incluso no tiene porqué establecerse un orden cronológico (primero llega uno al orgasmo y luego el otro), se puede jugar a alternar las tiempos, reteniendo el momento cumbre y llegando a un placer mucho más extremo.

    Anal

    Existen infinidad de terminaciones nerviosas y puntos de placer en el ano tanto para la mujer como para el hombre siendo incluso posible llegar al orgasmo a través de la única estimulación de estos sin necesidad de que intervenga el pene o la vagina. Para practicarlo se puede realizar de forma lateral o frontal en la misma posición que el 69 clásico y se puede estimular el ano a través de un beso negro continuado que, junto con la estimulación de uno de los dedos introducido en esta cavidad, pueden hacer llegar a un placer extremo a quien se le practique.

    Más práctica, más placer

    Independientemente de la práctica que elijáis lo más importante es dejarse llevar hasta donde te sientas cómoda. Probar cosas nuevas, no tener complejos ni tabúes con la pareja y que esa complicidad relacionada con el sexo día a día valla en aumento. La manera más profunda de amar es llegar al punto en el que puedes entregar tu cuerpo por completo a otra persona sin ningún miedo. Así que, que no te frenen los convencionalismos y a disfrutar.