Hacer el amor en una mesa: Consejos y posturas

La mesa es un lugar muy erótico en el que hacer el amor, te contamos los detalles

por , il

    Existen muchos lugares excitantes para hacer el amor, y la mesa es uno de los más llamativos. Aunque es importante seguir una serie de consejos para no tener un final desastroso, además no todas las posturas son aptas para practicar encima de la mesa. A continuación, te descubrimos algunos consejos para hacer el amor encima de una mesa y cuáles son las posturas que deberías hacer.

    Consejos para hacer el amor encima de una mesa

    Hacer el amor en una mesa, implica una serie de riesgos a tener en cuenta, algunos de los más evidentes y peligrosos son los siguientes:
    • La altura: Es lo más importante si quieres tener sexo encima de una mesa. Para que el sexo sea bueno y placentero, la mesa deberá quedar a la altura de la cintura o por el contrario durante la penetración la cabeza del pene (sobre todo si el chico es más alto que tú) podría golpear las paredes externas de la vagina y producir ligeras molestias e incluso dolor tras la relación sexual.
    • Los materiales de la superficie: Tienes que tener en cuenta qué hay encima de la mesa antes de abalanzarte salvajemente sobre ella, pero sobre todo tienes que tener en cuenta de qué material está hecha la superficie. No puedes tener sexo sobre una mesa de cristal porque puede ser muy peligroso, ni debes tener sexo sobre superficies que crujan si lo que quieres es pasar desapercibida.
    • Las patas: Las patas son el soporte fundamental de la mesa, tienes que tener cuidado en que no venzan y los tornillos estén bien sujetos o de lo contrario puedes terminar haciendo el amor en el mismo suelo.

    Posturas ideales para hacer el amor encima de una mesa

    Encima de una mesa, no puedes practicar cualquier tipo de postura y esto, es algo que debes de tener muy en cuenta. Algunas de las mejores posturas para hacer el amor sobre una mesa son las siguientes:
    • De espaldas apoyada en la mesa: Utilizar la mesa como apoyo para tener una penetración de espaldas es una buena idea porque, además de evitar riesgos innecesarios es una postura que estimula el clítoris y puede hacer que llegues al orgasmo de manera rápida y sencilla.
    • De frente: Utilizar la superficie de la mesa para apoyarte sobre ella mientras tienes relaciones es la postura más operativa y cómoda si lo que buscas es tener un buen sexo. Lo ideal que es te tumbes o sientes sobre la mesa apoyando los brazos para tener un buen equilibrio
    • Piernas alzadas: Otra de las posibilidades que ofrece la mesa es tener sexo con las piernas en alto, este tipo de penetración es bastante profunda y hace que el orgasmo vaginal sea una probabilidad más que segura.

    Tener sexo en lugares no convencionales

    Tener sexo fuera de la cama puede ser algo muy excitante que os ayude a salir de la rutina y además, tenga un componente mágico que de otra forma sería difícil de alcanzar.