Navidad 2016

Hacer el amor o tener sexo: 5 grandes diferencias

Hacer el amor o tener sexo: 5 grandes diferencias

¿Realmente existe alguna diferencia entre hacer el amor y tener sexo? Nosotras pensamos que sí y estas son nuestras razones.

por en Amor, Hacer El Amor, Pareja, Curiosidades pareja
Última actualización: Miércoles 03/08/2016 11:26

    ¿Realmente existe alguna diferencia entre hacer el amor o tener sexo? Nosotras pensamos que sí, y hemos encontrado al menos cinco aspectos que lo demuestran. Y es que quienes han tenido la oportunidad de experimentar qué supone hacer el amor saben de sobra que no es lo mismo. Incluso algunos afirman que no solo es diferente a nivel emocional sino que el placer que sienten también es mayor.

    Es la principal diferencia y lo que determina si solo teneis sexo o estais haciendo el amor. El hecho de que sintáis algo el uno por el otro es fundamental. Esto no quiere decir que las personas que están enamoradas no puedan tener sexo, algunas veces es solo eso, pero la mayoría de las veces es un acto de amor, una manifestación de sentimientos profundos que se traduce en un intercambio físico.

    Admítelo, cuando tienes una aventura de una sola noche lo que buscas es tener un buen orgasmo y poco te importa que él disfrute más o menos. Al fin y al cabo, si la cosa no funciona entre vosotros jamás le volverás a ver. Sin embargo, cuando estás enamorada de la persona con la que te acuestas quieres complacerle de la misma forma que él te complace a ti.

    Cuando tienes sexo con alguien lo único que te interesa es la atracción física y el placer que obtienes de ella. Pero al hacer el amor surgen ciertos sentimientos y emociones que no afloran en ningún otro momento. No es solo que haya química es que cuando le miras a los ojos comienzas a tener sensaciones que no puedes explicar, la conexión se acentúa aun más.

    Se puede llegar a una relación sexual desde muchos lugares diferentes, pero si el chico con el que te acuestas es prácticamente un desconocido y solo has intercambiado con él una corta conversación en un bar es muy difícil que lo que pase en el dormitorio sea hacer el amor. En cambio, si conoces a esa persona desde hace mucho o habéis tenido una cita (o varias) antes puede que sí hagáis el amor.

    Cuando se tiene solo sexo, al acabar cada uno se va a su casa. Puede que quedéis para otra ocasión pero en esta nada más que ha intervenido vuestra parte física. En cambio, cuando se hace el amor, los amantes permanecen abrazados aunque sea unos instantes, comparten miradas de complicidad y se dan un beso.

    También te puede interesar: 3 formas de hacer el amor muy originales y ¿Dejar de hacer el amor perjudica nuestra salud?

    703

    Navidad 2016

     
    Más populares