Navidad 2016

Hipersexualidad masculina: ¿En qué consiste?

Hipersexualidad masculina: ¿En qué consiste?

Ser adicto al sexo puede acarrear muchas consecuencias para la vida profesional y personal. Te contamos cómo identificar este problema.

por en Hacer El Amor, Libido, Pareja, Placer, Relación De Pareja, Consejos, Consejos Pareja, Problemas íntimos
Última actualización:
    Hipersexualidad masculina: ¿En qué consiste?

    La hipersexualidad no es otra que una adicción al sexo. Las personas que la padecen no son capaces de controlar el incremento del deseo que les lleva a mantener (o querer mantener) relaciones sexuales constantemente ya sea con otros o mediante la masturbación.

    Se calcula que la hipersexualidad afecta a un 6% de la población y que tiene una mayor incidencia en personas de entre los 20 y los 45 años. Un adicto al sexo es aquel que siente un deseo irrefrenable por mantener relaciones y al que invade un sentimiento de culpa abrumador después de cada encuentro.

    Los afectados no sienten placer cuando tienen relaciones. La intimidad está plagada de pensamientos negativos y sentimiento de culpa. Solo buscan contactos rápidos para saciar su apetito de forma inmediata pero enseguida vuelven a tener los mismos pensamientos que les llevaron a ella.

    La hipersexualidad es una adicción invisible, ya que los afectados no abusan de ninguna sustancia, ni gastan todo su dinero en apuestas o compras innecesarias. Sin embargo, sus síntomas son los mismos que en estos casos: dependencia psicológica, que se convierte en una necesidad subjetiva, dependencia física y tolerancia, debido a que el adicto necesita cada vez de más encuentros para saciar su “necesidad”.
    Las causas de este trastorno son desconocidas aunque se lo ha relacionado con el consumo de algunos fármacos o de abuso de sustancias estupefacientes y con otras afecciones psicológicas como la bipolaridad. Hay expertos que apuntan a problemas afectivos y emocionales, entre los que destacan haber sufrido abusos en la infancia o una falta de afecto incluso a haber recibido una educación muy estricta.

    Ser adicto al sexo acarrea muchas consecuencias. Los hombres que lo padecen suelen sentir una inquietud interna constante, ansiedad, depresión… y pueden caer en conductas de riesgo, sobre todo de tipo físicos, ya que en sus encuentros esporádicos pueden contraer todo tipo de enfermedades de transmisión sexual.

    También son proclives a perder todo su dinero porque pueden sentirse en la necesidad de recurrir a la prostitución, tours sexuales, etc.
    Esta situación empeorará su vida social y laboral. El absentismo unido a una gran falta de concentración pueden hacerles perder su trabajo y por supuesto, su relación de pareja (en caso de tenerla) podría verse muy deteriorada.

    Los hombres afectados por este trastorno deben consultar con un especialista lo antes posible. Él será quién determine las causas en cada situación y recomiende el tratamiento más adecuado para cada paciente.
    Tanto el psicoterapeuta como el psiquiatra tendrán un papel determinante en el tratamiento de estas personas. En algunos casos puede ser necesaria la prescripción de medicamentos: tranquilizantes, estrógenos o antidepresivos.

    Quizá te interese: problemas íntimos en la pareja y cómo solucionar problemas de pareja.

    578

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Hacer El AmorLibidoParejaPlacerRelación De ParejaConsejosConsejos ParejaProblemas íntimos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares