Imaginar a tu pareja con otra persona: fantasía o perversión

Imaginar a tu pareja con otra persona, no significa que no la quieras simplemente existe una gran filia alrededor del placer de ver sin ser visto.

por , il

    Imaginar a tu pareja con otra persona: fantasía o perversión

    Si alguna vez has imaginado a tu pareja con otra persona independientemente del sexo de esta otra, debes saber que no es ningún problema y que por otra parte, es más común de lo que puedes llegar a imaginar. La excitación del ver sin ser visto aumenta todavía más si esa otra persona es nuestra pareja, porque a ese deleite se añade lo prohibido de compartir lo propio.

    Imaginar a la pareja con otro

    Es muy conocido el hecho de que los hombres se excitan imaginando a sus novias con otras mujeres, algo muy arraigado y totalmente aceptado. Pero, ¿Qué sucede si es la mujer la que fantasea con que su pareja mantenga relaciones sexuales con otras personas? Pues lógicamente, nada porque es algo muy natural que sucede por la pasión que desata la pérdida del ser querido. El hecho de ver que perdemos a la persona amada desata ira que puede tener una lectura primitiva de deseo sexual en algunas personas.

    v

    Es por esta misma razón que, cuando mantenemos una pelea acalorada, de forma involuntaria, también nos excitamos. No debe tener nada malo el hecho de imaginar a terceras personas siempre y cuando no exceda de la imaginación o sí pero de forma consensuada. Es muy satisfactoria que si tienes este tipo de fantasías sexuales las comuniques con tu chico para incluso poder llevarlas a cabo. El mantener relaciones con alguien está totalmente desligado del amor romántico y no tiene porqué significar nada para ninguno de los dos, si se establecen una serie de normas y principios para que todo salga como esperabais.

    j

    Mirar o no mirar

    Independientemente de que finalmente llevéis a cabo la fantasía sexual de practicar un trío, o incluso de participar de forma pasiva mientras tu pareja mantiene relaciones como mera observadora que puede masturbarse al mismo tiempo con la visión, lo más importante como en cualquier asunto de pareja, es la comunicación. Si tienes este tipo de fantasías, no dudes en hablarlo de forma distendida y ver qué se os ocurre para aprovechar esa excitación en vuestras relaciones sexuales. Si en cambio, te lo proponen pero no te sientes cómoda con la idea, no tengas miedo de decir lo que realmente piensas y por favor, nunca hagas nada que no te hace sentir feliz.

    v