Infidelidad mental: 7 razones para temerla

Hay 7 razones importantes para temer a la Infidelidad mental, como desearla a menudo o pasar a mayores. Te las enumeramos una a una.

por , il

    La infidelidad mental, ¿puede poner a prueba una relación? Que tire la primera piedra quien no haya fantaseado con un extraño o su estrella favorita. Y, obviamente, también se aplica a la contraparte masculina que, con respecto a nosotras, este tipo de traición se da muy a menudo. Por supuesto que es una fantasía y no puede hacer daño a la pareja, si es estable y serena, siempre y cuando la infidelidad mental no sea el indicador de algo que no va bien. En este caso se trata de otra cosa. He aquí, pues 7 razones para tenerlas miedo.

    1.- Es frecuente

    Si la infidelidad mental se da a menudo, o cualquier hombre/mujer que se mire despierta el deseo de una escapada, probablemente algo va mal en la pareja. Si bien es cierto que las fantasías son más que normales, no es menos cierto que nuestra pareja debe ser parte de ella, al menos a veces.

    2.- La infidelidad es online

    ¿Mental o virtual? Es parecido pero no lo mismo porque no se llega hasta el final, a menos que conduzca a un encuentro real. Lo que es seguro es que fantasear acerca de una persona es una cosa, e intercambiar sentimientos y frases picantes es otra muy distinta.

    3.- Refleja el malestar

    Esto puede ser una fantasía o la evidencia de que algo no va bien en la relación. En este caso se hace cargo la culpa, la sensación de falta de respeto, de asociar todas las consecuencias que eso conlleva emocionalmente.

    4.- Se desea llegar hasta el final en realidad

    Si la imaginación es meramente eso, también se puede traducir en realidad. Cuando se oculta el deseo de engañar, cada oportunidad en que podamos hacerlo, es buena. Y, sobre todo, si el deseo se repite con frecuencia.

    5.- Se piensa siempre en la misma persona

    Si la infidelidad mental se da con la misma persona, evidentemente no es algo bueno. A menos que sea un deseo de paso, puede ser que haya un interés genuino en esa persona, por lo que esa infidelidad va más allá.

    6.- Se sueña continuamente con ser infiel

    A pesar de que en los sueños la traición a menudo indica la necesidad de mejorar la relación por ambas partes, puede suceder que se dé la necesidad de compensar el deseo porque, en realidad, no se está satisfecho.

    7.- Es síntoma de aburrimiento

    La traición es un acto muy liberador porque oculta una alta tasa de rutina. La necesidad de rebelarse contra una pareja estable puede surgir a causa del aburrimiento, y en las parejas que llevan muchos años, se debe tener en cuenta.