Navidad 2016

Infidelidad: Una cuestión del ADN

Infidelidad: Una cuestión del ADN

¿La infidelidad es una cuestión del ADN? Los investigadores hablan de que podría tener algo que ver junto con otros factores. Te lo explicamos.

por en Pareja, Traición, Consejos Pareja
Última actualización:
    Infidelidad: Una cuestión del ADN

    ¿La infidelidad es una cuestión del ADN? Es lo que se desprende del 23º Congreso de la Asociación europea de psiquiatría celebrada en Viena. De acuerdo con los resultados de dicho congreso, la psicología no sería suficiente para responder a las miles de preguntas sobre el tema, porque al parecer, también los genes hacen su parte, induciendo a los infieles a caer en la trampa. No hay nada confirmado, pero las pistas están ahí y conducen directamente al ADN.

    El debate sigue en pie, pero las respuestas definitivas todavía tardan en llegar. De todos modos, la culpa no sólo viene de la psicología del individuo, sino que hay muchas más causas. Los antecedentes familiares y las razones evolutivas culturales, la personalidad y tal vez los genes contribuyen en diversos grados, según cada caso, a una mayor o menor propensión para hacerlo.

    En cualquier caso, la psicología, dicen los científicos, no es suficiente para explicar el fenómeno, llamándolo de alguna forma. “El enfoque puramente psicológico con el tema de la infidelidad ya no es válido, ya que ha sido cuestionada por los nuevos datos científicos que involucran factores genéticos y neurobiológicos”, palabras de Marcel Waldinger de la Universidad de Utrecht.

    Descubre si se puede recuperar la condianza tras una infidelidad

    De nuevo, los mismos investigadores encontraron que la estructura genética específica de los sistemas de dopamina (una hormona del placer y la emoción), y la oxitocina (la hormona responsable del instinto maternal y de la sociabilidad), está directamente involucrada en la infidelidad. En función de la cantidad y su funcionamiento, tenemos más o menos probabilidades de cometer adulterio. Pero todo se mantiene dentro de los casos, según lo confirmado por los investigadores que participan en el debate: “El principal problema es que la conducta de los estudios científicos sobre la infidelidad es difícil y no muchas personas están dispuestas a admitir una relación sexual fuera de la pareja, por lo que las cifras son complicadas de sacar y no se pueden producir resultados estadísticamente significativos. Así que se puede decir que algunos primeros indicios de una posible infidelidad los encontramos entre los genes pero se debe seguir investigando”.

    ¿La infidelidas ayuda a la pareja? 5 motivos para no creerlo.

    484

    ESCRITO POR PUBLICADO EN ParejaTraiciónConsejos Pareja

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares