Intercambio de parejas: cuándo es una buena idea y reglas básicas

El intercambio de pareja puede ser algo muy satisfactorio si se práctica en la forma adecuada y con consentimiento mutuo.

por , il

    Intercambio de parejas: cuándo es una buena idea y reglas básicas

    A la hora de probar cosas nuevas, la posibilidad de realizar un intercambio de pareja es algo muy seductor que se presupone que no es correcto. Pero esto no tiene por qué ser así: Existen muchas parejas que no sólo disfrutan de forma sana de esta práctica sino que además su uso les ha llevado a prolongar la relación en el tiempo gracias a la existencia de una vida sexual totalmente satisfactoria.

    Jugando a cambiar

    El intercambio de pareja o práctica del swinger es algo muy de moda y cada vez más común, la práctica de ésta puede llevar en muchos casos al resurgir sexual de la relación, la rotura de la rutina y la confianza entre los miembros de la pareja.

    Consentimiento mutuo

    El principal punto a tener en cuenta es el consentimiento mutuo, antes de ni siquiera plantear el hecho de mantener relaciones sexuales con otras personas debe existir una comunicación intensa y profunda en relación a la fidelidad y los celos. Esta práctica puede ser muy satisfactoria o llevar a la relación al fracaso si una de las dos partes no lo tiene tan claro o no se ha planteado bien lo que puede suponer para él/ella en el futuro, si puede sobrellevar la situación o no.

    o

    La experiencia precedente

    En estos casos la experiencia verdaderamente es un grado, nos ayuda a romper con convencionalismos, miedos y tabúes. Por lo que, si estáis pensando en empezar vuestra andanza en el mundo del intercambio de parejas, lo más interesante sería que la primera vez la interacción fuera, a ser posible con una pareja veterana y sobre todo en un club especializado, los encuentros pactados por internet en muchas ocasiones pueden ser una mala idea para empezar.

    i

    La lección del lugar donde llevarlo a cabo

    Como bien se señalaba en el punto anterior, el mejor sitio para realizar el intercambio siempre va a ser un lugar especializado. Los contactos a través de internet pueden ser un sustituto al local que puede surgir de una práctica continuada con parejas afines con las que repetir o bien una vez que ya se conocen páginas de confianza y se tiene una ligera experiencia en el tema que puede llevar a evitar malentendidos innecesarios.

    La primera experiencia

    No a todo el mundo le acaba gustando esta práctica, puede que una vez que lo hayáis probado no queráis volver a repetirlo. En este caso lo mejor es olvidar el tema y no volver a mencionarlo para evitar posibles rencillas posteriores y sobre todo no obligarse a volver a pasar por la experiencia si no ha sido satisfactoria.

    No todo vale

    Independientemente de que el intercambio de pareja consista en mantener relaciones sexuales con otras parejas, esto no significa que se pase a una relación abierta en la que, cada uno de los miembros pueda tener sexo con quien le parezca. De hecho no es ni si quiera una infidelidad ya que el hecho de ser consentida y mutua rompe con la deslealtad por completo. Si tenéis esto muy claro, animaos a proba. No hay nada mejor que no tener miedo a explorar.

    g