Navidad 2016

Ipsofilia: Cuando hacer el amor consigo mismo es lo más placentero

Ipsofilia: Cuando hacer el amor consigo mismo es lo más placentero

Existen personas a las que no les hace falta nadie para lograr una vida sexual plena, entérate por qué.

por en Pareja, Placer
Última actualización:
    Ipsofilia: Cuando hacer el amor consigo mismo es lo más placentero

    El sexo es el aspecto más íntimo de la vida de una persona, todo el mundo tiene sus secretos, y es por tanto, difícil reconocer ciertos gustos a la hora de irnos a la cama. Pero por raro que nos parezca existen infinidad de filias o gustos sexuales desconocidos que pueden llegar a ser bastante divertidos o interesantes.

    Si eres una persona curiosa en el terreno sexual, te gustará conocer qué es exactamente la Ipsofilia, las personas con este particular gusto sienten que hacer el amor consigo mismas es lo más placentero.

    La ipsofilia es el gusto por una misma, hasta tal extremo que es lo único necesario para disfrutar de una vida sexual plena y totalmente placentera. Las personas que tienen este gusto disfrutan con su propia imagen en el espejo, con tocarse a sí mismas, alcanzando el orgasmo y llegando a excitarse con la visión única de su cuerpo y su cara. Hay que diferenciar por otra parte, entre la ipsofilia y la masturbación, en el primer caso la persona no necesita nada más para excitarse, es decir ni pensar en otras personas o consumir productos visuales eróticos simplemente es capaz de llegar a un orgasmo de una intensidad muy grande excitándose a sí misma como si de una pareja enamorada se tratara pero con la única participación de ella misma.

    En la masturbación sin embargo, la excitación proviene generalmente de algo externo como las fantasías sexuales, imagen de la pareja, los últimos juguetes eróticos, consumo pornográfico, etc.

    Disfrutar de esta manera de la propia imagen, puede tener sus ventajas y sus inconvenientes. En cuanto a la independencia, ofrece una gran ventaja ya que este tipo de personas no necesitan la aprobación de nadie para satisfacerse ni sexual ni emocionalmente, ya que mantienen una relación amorosa plena consigo mismos. Pero por otro lado, su existencia no puede ser complementada por nadie más ya que es casi imposible que estas personas puedan mantener una relación de pareja sana, ya que la excitación mayor que pueden experimentar siempre será con ellas mismas.

    502

    ESCRITO POR PUBLICADO EN ParejaPlacer

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares