Navidad 2016

Juguetes sexuales: Errores comunes y riesgos

Juguetes sexuales: Errores comunes y riesgos

Existen infinidad de juguetes sexuales que pueden llevarnos a pasarlo muy bien en la cama, pero al mismo tiempo existen determinados errores comunes y riesgos asociados a su uso, entérate de ellos.

por en Fantasías, Pareja, Regalos Pareja
    Juguetes sexuales: Errores comunes y riesgos

    Nadie se escandaliza ya de un uso normalizado de los juguetes sexuales, artilugios creados para potenciar el placer del sexo de forma individual o en pareja. Pero, ¿son verdaderamente seguros? La realidad es que no, pues su uso puede conllevar determinados riesgos que es preciso conocer para poder disfrutar sin peligro.

    A continuación te presentamos los errores comunes y riesgos que conlleva el uso de los juguetes sexuales:

    No lavarlos correctamente

    Uno de los errores más comunes en el uso de estos útiles sexuales es no hervirlos en agua tras su uso. Es muy importante para destruir hongos y bacterias que pueden llegar a ser peligrosos en ciertas partes del cuerpo aunque en otras no lo sean. El introducir dentro de distintas partes del cuerpo los juguetes puede provocar que estos microorganismos viajen e infecten a sus anchas. Haz caso de los consejos para aprender a limpiarlos.

    No prestar atención al material de fabricación

    Es muy importante, sobre todo si eres alérgica, que prestes atención a los materiales con los que se ha fabricado el juguete. Aunque hoy día la mayoría son inocuos y compatibles con el PH de nuestras zonas íntimas, lo cierto es que puedes encontrar en el mercado juguetes más antiguos compuestos por siliconas plásticas que en algún caso pueden resultar dañinas para el organismo.

    Conservación

    Siempre debemos guardar los juguetes en su estuche, secos y bien lavados, cambiarlos de sitio puede suponer, además de su pérdida, la infección con distintos tipos de ácaros o microorganismos.

    No sumergirlos en agua

    El uso de estos artilugios puede ser muy placentero en la bañera y aunque, actualmente la mayoría funcionan a pilas o con baterías recargables que no suponen ningún peligro en contacto con el agua, existen todavía algunos tipos de juguetes que deben conectarse a la corriente eléctrica y por lo tanto no deben mojarse o puedes correr el riesgo de sufrir el azote de una descarga eléctrica.

    Compartirlos con la pareja

    El uso de juguetes es exactamente igual de peligroso para nuestra salud que el sexo sin precaución, a través de ellos pueden transmitirse todo tipo de enfermedades de transmisión sexual como sida o herpes. Si vas a utilizarlos con tu pareja, debes asegurarte que esto no supondrá un riesgo para tu salud y elegir el juguete sexual adecuado para vosotros.

    Usarlos para fines adecuados

    Aunque parezca una tontería cada juguete tiene un uso concreto, y es que debido al diseño minimalista de muchos de ellos si los utilizamos para introducirlos por lugares no indicados sufrimos el riesgo de que puedan quedar atrapados y para extraerlos necesitemos ayuda médica.

    Utilizar lubricantes compatibles

    El material de los juguetes debe ser adecuado para el uso del lubricante que se elija, y es que, aunque no es algo extremadamente habitual, puede aparecer alguna reacción química entre los materiales con los que se han elaborado uno y otro.

    El uso de juguetes sexuales está muy indicado para tener una vida sexual sana, plena y divertida que, por otra parte, puede ser incluso la base de algunas relaciones. Utilízalos siempre que quieras y no tengas miedo de animarte a probar cosas nuevas, siempre que cuides tu salud y te informes bien de cómo usarlos. Acércate a una tienda especializada, elige el que más te guste, y ¡empieza a jugar!

    840

    ESCRITO POR PUBLICADO EN FantasíasParejaRegalos Pareja

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares