Kamasutra gay: Posturas sexuales, historia y consejos

Nos adentramos en el kamasutra gay, su historia y las posturas y consejos actuales. ¡No te lo pierdas!

por , il

    Kamasutra gay: Posturas sexuales, historia y consejos

    En la actualidad existen varios libros sobre Kamasutra gay que profundizan en las diferentes posturas sexuales que parejas del mismo sexo pueden practicar para llevar más allá su relación sexual. Pero ¿sabías que en el Kamasutra tradicional la sexualidad entre mujeres y entre hombres estaba contemplada? Hoy nos adentramos en la historia del Kamasutra gay, y te damos algunos consejos y posturas para que tu relación sexual sea más satisfactoria. ¡Atenta!

    Kamasutra para lesbianas

    El más famoso antiguo texto hindú conocido en la Historia occidental es el Kamasutra, una compilación de tratados sobre el amor y la sexualidad que aún hoy en día se considera la base imprescindible de la profundización y el conocimiento sexual.

    Creado por un conocido religioso y escritor de la India llamado Vatsiaiana, entre el 240 y el 550 d.C., se trata de un libro con 36 capítulos divididos en 7 temas, entre los cuales están descritas las famosas 64 posturas del Kamasutra. Sin embargo, este libro milenario no sólo es una guía de posturas sexuales, sino un tratado con consejos entre las relaciones humanas, la experiencia de la sexualidad y cómo vivir nuestra sexualidad.

    Además, se trata de un texto histórico que muestra cómo la libertad sexual se experimentaba mucho antes del proceso de colonización en la India, una libertad que contaba con varias opciones sexuales de forma naturalizada. De hecho, las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, tanto entre mujeres como entre hombres, son totalmente aceptadas en el Kamasutra. Tanto es así que durante siglos posteriores al Kamasutra e influenciados por el mismo texto, numerosos artistas asiáticos, chinos, hindúes y japoneses, se dedicaron a crear ilustraciones que mostraron las diferentes prácticas sexuales de la época, heterosexuales y homosexuales.

    Además, la cultura hindú es una de las que mostró la relaciones sexuales entre mujeres de forma más asidua y normalizada. Incluso, los escritos hindúes antiguos hablan de la existencia de un tercer sexo, personas con naturaleza femenina y masculina a la vez, una condición que se consideraba divina.

    Con los procesos de colonización occidental en Asia, la homosexualidad fue reprimida, hasta el punto de eliminar gran parte de la riqueza pictórica cultural que demostraba que la sexualidad en esta zona geográfica se mostraba abierta y mucho más avanzada que la occidental en ese momento histórico.

    Hoy, la apertura de la libertad sexual está permitiendo que se re-naturalicen las opciones sexuales y se conviertan en procesos abiertos en los que ser y existir. Por ello, numerosos sexólogos y sexólogas se están centrando en esa parte homosexual del Kamasutra (que parece que ha sido olvidada), creando diferentes libros que ilustran posturas entre parejas de mujeres o parejas de hombres, naturalizando la libertad que las personas tenemos sobre nuestra sexualidad.

    Consejos y posturas del Kamasutra gay

    La sexualidad humana no distingue entre géneros ni sexos. Quizás parece una frase simple, pero conlleva un trasfondo importante y esencial para liberarnos de prejuicios y constricciones en nuestra propia sexualidad. Independientemente de si somos homo, heteros, trans, queer, bisexuales, intersexuales o incluso nos consideramos hermafroditas, la realidad es que todos los seres humanos tenemos algo en común, somos capaces de experimentar placer sexual y necesitamos fomentar nuestra sexualidad para sentirnos plenos y felices con nosotros mismos.

    Aceptarnos como somos en nuestra sexualidad implica aceptarnos a nosotras y nosotros mismos y así abrirnos a la posibilidad de experimentar nuestras fantasías sexuales o no, de disfrutar en nuestras relaciones sexuales sin complejos, así como de permitirnos auto-complacernos en nuestra intimidad sin sentir miedo, frustración ni culpa.

    El consejo más esencial para mantener una relación sexual sana es querernos a nosotras mismas. Aunque hoy nos centremos en las relaciones gays y, principalmente en las lésbicas, lo cierto es que estos consejos pueden ayudar a cualquier ser humano que desee experimentar su sexualidad de forma mucho más intensa y saludable. ¡Toma nota!

    Los preliminares en el kamasutra gay

    Como sabes, los preliminares son la base de una relación sexual satisfactoria. En esta fase, los juegos eróticos deben centrarse en las zonas erógenas femeninas, que permitirán ir subiendo la intensidad sexual cada segundo. Lametones en la espalda, mordiscos en la parte interna del muslo, estimulación del clítoris con la mano o con juguetes sexuales… Si aún eres nueva en darte placer o dárselo a una mujer, te recomendamos leer las formas de masturbarse más placenteras e innovadoras.

    Sexualidad entre mujeres

    La sexualidad heterosexual se suele vincular a la penetración. Sin embargo, la penetración sólo es una parte de una relación sexual y es un gran error considerar que es la más importante o la única necesaria para el sexo. De hecho, cada vez más se recomienda no obsesionarse con ella y experimentar la sexualidad de otras maneras.

    Para las mujeres lesbianas el tema de la penetración puede llegar a ser un conflicto difícil de resolver. Mientras algunas mujeres lesbianas optan por deslindarse de la penetración, otras no desean privarse de ella mediante dildos o cinturones falo que pueden ponerse en la cintura de la mujer penetradora. De hecho, hoy es muy conocida la práctica del pegging, en la que las mujeres heterosexuales penetran a sus parejas masculinas mediante estos cinturones.

    No importa si te gusta o no ser penetrada o si te gusta o no penetrar. Lo importante es que estés a gusto con lo que haces en tu relación sexual y que tengas la suficiente confianza con tu pareja para hablar de ello con transparencia y tomar acuerdos sobre cómo os gustan vuestras relaciones sexuales en los que ambas estéis de acuerdo y os satisfagan.

    Masturbación entre mujeres

    Para las mujeres lesbianas la masturbación es otro tema importante. Aprender a masturbar a una mujer puede parecer más sencillo para una mujer, pero no siempre tiene por qué ser así. La autoexploración en este caso es esencial, conocerte a ti misma te ayudará a entender qué puede necesitar tu pareja, así como qué te gustaría que tu pareja te haga.

    Sin embargo, no se trata de una regla fija. Cada mujer es distinta y a cada mujer le puede gustar algo diferente. Una actitud de aprendizaje y comunicación es la mejor manera de hacer disfrutar a tu pareja. Pregúntale qué le gusta, cómo le gusta y poco a poco irás aprendiendo a mantener una relación sexual lésbica muy satisfactoria. ¡Por cierto! No te olvides del sexo oral.

    Posturas sexuales del Kamasutra lésbico

    Existen muchísimas posturas sexuales en el Kamasutra que pueden ser adaptadas a una relación lésbica o a una relación gay. Además, hay muchas otras posturas pensadas exclusivamente para relaciones entre mujeres (también las hay para relaciones entre hombres). Te enseñamos algunas:

    Amazonas

    Una encima de la otra, permitiendo que vuestro clítoris y labios vaginales se encuentren. Esta postura os dará mucha satisfacción y tendréis las manos libres para tocaros todas las zonas del cuerpo que deseéis.

    La tijera

    Es una postura perfecta para la estimulación clitoriana y el encuentro cara a cara, ideal para encuentros amorosos tiernos en los que la visualización manda. Desde esta postura podéis moveros hacia adelante o hacia atrás en un juego de dominio y seducción que disfrutaréis mucho.

    El sandwich

    La mujer que se tumba boca abajo puede masturbarse con su mano o con una almohada, mientras la que está encima podrá masturbarse con el cuerpo de la primera y hacer que ésta experimente placer ilimitado mordiendo y lamiendo sus partes erógenas, como la espalda, el cuello o la zona trasera de los muslos.

    Además, te pueden interesar estas posiciones sexuales para hacer tríos entre dos mujeres y un hombre, donde puedes sacar ideas interesantes de posturas sexuales lésbicas. No te olvides de visitar nuestra guía de las posiciones sexuales, donde encontrarás un montón de consejos más.