Kung fu vaginal: Ejercicios de suelo pélvico con peso para tener mejores orgasmos

¿Sabías que puedes fortalecer tu suelo pélvico con peso para tener mejores orgasmos? Hoy te contamos todo sobre el kung fu vaginal.

por , il

    Kung fu vaginal: Ejercicios de suelo pélvico con peso para tener mejores orgasmos

    Si escuchas la palabra ‘kung fu vaginal’ ¿qué te imaginas? ¿Nuestra vagina será capaz de moverse a nuestro antojo, tirar patadas, romper un ladrillo y tener una sesión de sexo kung fu orgásmica de lo más cinéfila? Bueno, algo así es lo que la coach sexual Kim Anami enseña, la primera en acuñar el término ‘kung fu vaginal’ para conjugar una serie de técnicas milenarias orientales para fortalecer el suelo pélvico. Hoy te contamos qué es el kung fu vaginal y los beneficios orgásmicos que tiene.

    ¿Qué es el kung fu vaginal?

    Ejercitar los músculos de la vagina es esencial para tener relaciones sexuales mucho más satisfactorias. Las culturas orientales lo saben desde hace milenios, pero desgraciadamente en el mundo occidental apenas estamos conociendo qué son los ejercicios kegel. Y es que esa imagen porno de las películas con bailarinas orientales soltando pelotas de ping pong con sus vaginas no es algo tan raro en muchas culturas orientales. Bueno, tal vez las pelotas sí, pero el hecho de fortalecer la vagina para mejorar el placer sexual de las mujeres es lo que las culturas orientales han desarrollado durante siglos y ya es hora de que conozcamos sus secretos.

    La gurú del sexo Kim Anami decidió compilar dos décadas de aprendizaje sexual de diferentes filosofías con las que tuvo contacto en su intensa vida de viajante entre Inglaterra, Canadá e Indonesia. Una síntesis espiritual de Tantra, Taoísmo, Osho, psicología transpersonal, filosofía y una serie de prácticas de aceleración de crecimiento cuántico que finalmente decidió llamar Kung fu vaginal, para impulsar a todas las mujeres del mundo a disfrutar plenamente de su sexualidad junto a su pareja mediante el control de su energía sexual.

    El kung fu vaginal se trata de una serie de ejercicios donde vas añadiendo cada vez más peso, para fortalecer el suelo pélvico. Generalmente se comienza con las famosas bolas chinas para comenzar a fortalecer los músculos de la vagina, hasta que puedes subir de nivel y comenzar a utilizar huevos de jade, unas piedras pulidas de jade con forma de huevo que permiten fortalecer el suelo pélvico añadiendo peso.

    Kim Anami es una gran experta, ha desarrollado tal fuerza en su suelo pélvico que es capaz de sostener hasta 10 libras de peso con su vagina y asegura que puede llegar a tener 20 orgasmos seguidos. Ella misma se considera una ‘culturista de la vagina’, pero está claro que no hace falta llegar a tantos extremos para conseguir mejorar nuestros orgasmos y nuestras relaciones sexuales.

    Beneficios de practicar el kung fu vaginal

    • Fortalecer el suelo pélvico conlleva aprender a contraer y relajar los músculos vaginales, lo que permite el dominio de la autoestimulación y el aumento de las sensaciones de placer en las relaciones íntimas.
    • El kung fu vaginal permite alcanzar más facilmente el orgasmo y la eyaculación femenina.
    • Tener control sobre los músculos de tu vagina te permitirá excitar a tu pareja (si es hombre) ya que puedes ejercer contracciones sobre el pene y ayudarle a sostener la erección.
    • Tener más placer sexual y una vagina viva contribuye a la mejora de todos los ámbitos de la vida, físico, emocional, mental y espiritual.

    También te puede interesar: Dónde hacer el amor: Todos los lugares y Juegos Preliminares: Aumenta el Placer