Navidad 2016

La masturbación en pareja es buena para la relación: Te explicamos por qué

La masturbación en pareja es buena para la relación: Te explicamos por qué

La masturbación puede ser aún un tema tabú, pero tiene beneficios demostrados, e incluirlo como juego en la pareja es una buena terapia. Te explicamos por qué.

por en Hacer El Amor, Pareja, Placer, Consejos Pareja
Última actualización:
    La masturbación en pareja es buena para la relación: Te explicamos por qué

    «Mi pareja no necesita masturbarse porque yo ya le doy lo que necesita». «Los que se masturban es porque están solos, y hacerlo no es sano». Estas frases son las que mas escuchamos cuando se habla de la masturbación, posiblemente, o incluso nosotros mismos estemos de acuerdo con ellas. Es cierto que la sexualidad es una necesidad básica que permite la reproducción, ayuda a conocer al otro y/o reduce la tensión sexual entre dos personas.

    Sin embargo, también cumple funciones individuales, que pueden conseguirse tanto en pareja como en solitario, practicando la masturbación. Es un medio para obtener relajación, desahogarnos y evadir tensiones físicas y emocionales. Resultar una vía para explorar nuevas sensaciones, entrenar diferentes modos de estimularnos y alcanzar el orgasmo.

    La masturbación practicada en solitario, tiene otras funciones que pueden ser beneficiosas y complementarias a la sexualidad en pareja como el enriquecimiento de la relación sexual, que fomenta el autoconocimiento íntimo, permitiéndonos entrenar y coger confianza con nosotros mismos, ayudándonos a responsabilizarnos de nuestra propia sexualidad. Hace que se reconozcan maneras de estimularnos, técnicas, estímulos o fantasías, que aporten más calidad a nuestras relaciones sexuales.

    El hecho de no tener la ‘presión’ del compañero/a, hace que sea una herramienta muy útil para trabajar cualquier dificultad sexual. En el caso de las mujeres que no han experimentado el orgasmo o hombres con disfunción eréctil, la masturbación resulta una buena manera de encontrar estímulos que provoquen excitación, que fomenten la lubricación o la erección del pene.

    Además, contrariamente a lo que algunas personas piensan, la masturbación no agota el impulso sexual y las ganas de practicar sexo con el otro/a. De hecho, ésta puede ser una buena alternativa, por ejemplo, cuando los ritmos sexuales de la pareja, son distintos.

    La masturbación como juego sexual puede incorporarse dentro del juego sexual. Aprender a masturbarse delante de la pareja hasta alcanzar el orgasmo, puede resultar un juego muy erótico, a la vez que puede ayudarnos a perder la vergüenza y el miedo a ser observados/as, aunque es mas incomodo para las mujeres, algunos hombres no son tan buenos para mostrarle a sus parejas como se debe hacer o como les gusta , por lo que la tarea también es para ellos.

    Para aquellos más tímidos, se puede empezar semi vestidos y con una luz tenue, con los dos miembros de la pareja a la vez. Puede resultar muy estimulante y útil invitar al otro a acariciarse, explicando las mejores maneras de hacerlo y mostrándoselo nosotros mismos. Precisamente, incorporando todo aquello que nosotros hemos ido descubriendo y aprendiendo en solitario, al juego en pareja. De hecho, en terapia sexual, es uno de los retos que se plantea a la pareja y que favorece mucho el conocimiento y la confianza mutua.

    Así que si quieres afianzar tu relación de pareja y ganar confianza, prueba a seguir nuestros consejos.

    572

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Hacer El AmorParejaPlacerConsejos Pareja

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares