Las 15 frases para ligar más odiadas

¿Cuáles son las 15 frases para ligar más odiadas por las mujeres? Seguro que más de una vez te han sorprendido con alguna y lo has comentado con tus amigas. Te las enumeramos una a una.

por , il

    Seguro que alguna vez te han dicho alguna de estas 15 frases para ligar más odiadas por todas las mujeres. Y es que, el hombre, aparte de ser atractivo, nos tiene que conquistar por la palabrería. Pero si entre sus argumentos se escapa alguna de estas frases… ¡horror! Sólo querremos salir corriendo. ¿Cuál de todas las que te proponemos a continuación te parece más espantosa? Y ¿con qué frases no has podido parar de reír con tus amigas días y días?

    1- Te he visto en alguna parte

    Se trata de todo un clásico… Cuando los chicos no saben cómo comenzar a entablar una conversación con nosotras, no se les ocurre nada mejor que decirnos “Te he visto en alguna parte”. Nosotras, que ya nos conocemos la película, podremos ser amables y sonreír o simplemente darnos la vuelta

    2- ¿Tienes un cigarro?

    Se conocen casos de cuando incluso el hombre no fuma y te pide un cigarro que, tras darle fuego, no sabe ni encenderlo. Encontramos muchas más variantes de la excusa como: ¿tienes fuego?, ¿fumas? En todas ellas, el afortunado querrá entablar conversación, a no ser que simplemente sea un tacaño, es decir, uno de los hombres de los que debes huir.

    3- Te pareces a una de la tele

    No es la primera, ni la segunda vez que seguro que te han entrado de esta forma. Muy poco original, además la excusa suena falsa. Es en estos momentos cuando piensas… ¿y a quién se referirá? Aunque evidentemente no pronuncias la pregunta en ningún momento, ya que soltará el primer nombre que se le venga a la cabeza.

    4- Perdona, ¿qué hora es?

    ¿Quién en el siglo XXI no lleva reloj? O lo que es peor… ¿quién no tiene móvil donde mirarlo? La excusa de la hora no resulta más que patética para quien se lo preguntan. Eso sí, hay respuestas para todo como “se me ha acabado la batería del móvil”. Claro, claro… y ninguno de tus amigos tiene Smartphone…

    Me he enamorado de ti

    Esta, posiblemente, sea una de las excusas que más de quicio nos saca. ¿Cómo es posible que de un segundo te hayas enamorado de mí? Chicos… ¿no es mejor ir con la verdad por delante? Es mejor decir “me gustas” y listo. Hay señales que nos demuestran si un hombre está enamorado y seguro que ese no es el caso.

    6- ¿Te quieres casar conmigo?

    Este es ya el colmo de los colmos. Y es que lo único que pensarás del chico que te venga con esas es que la inteligencia no le llega. Eso sí, se trata de una excusa utilizada sobre todo con las mujeres que no son de la ciudad o el país. Ellos pensarán que igual cuela el hecho de mostrarse tan “románticos”.

    7- ¿Qué haces aquí sola?

    Estás en el supermercado, por ejemplo, y viene el típico graciosillo y te dice: ¿qué haces aquí sola? Él se creerá muy inteligente pero tú en el fondo están pensando ¿y tú que crees que se puede hacer en un supermercado? Nuestra reacción más común, obviar las estupideces como ésta…

    8- Debo llamar a mi médico, me has roto el corazón

    Chicos, estas galanterías que suenan tan pedantes no se llevan nada. A la mujer del siglo XXI se le conquista de otra manera, con conversaciones inteligentes y no frases tan absurdas como ésta. Seguramente quien se arriesgue a pronunciar esta frase obtenga el resultado contrario al esperado.

    9- Has robado dos estrellas y te las has puesto en los ojos

    ¿Se puede ser más cursi y pedante al mismo tiempo? Seguramente, el hombre que te diga esto hace mucho que está fuera del mercado del ligoteo. Y es que, no nos podemos explicar como, reliquias como ésta, pueden ser dichas por los hombres de hoy en día. ¿Qué pensarías de esa persona?

    10- ¿Me darías tu dirección? Pero la de tu corazón…

    Otra patética frase que odiamos las mujeres es esta: “¿Me darías tu dirección? Pero la de tu corazón…”. Nos da la impresión de que es un hombre algo prepotente quien nos la dice y nuestra reacción más inmediata es el auténtico rechazo… ¿Por dónde podemos huir de inmediato?

    11- ¿Qué haces el sábado por la noche?

    ¿Quién te ha dicho que quiera contarte mis planes del fin de semana? Es más, ¿y por qué piensas que me gustaría compartir contigo mi tiempo libre? Estaría muy bien que antes de intentar quedar conmigo, entabláramos una conversación mínima de al menos dos minutos… ¿no crees?

    12- Le gustas a mi amigo pero es tímido

    La típica excusa que no se pasa de moda con los años. ¿Y por qué no es tu amigo quien viene a decírmelo? Sería mucho más maduro por su parte. El problema es que siempre el amigo resulta ser imaginario, mucho más patético si cabe. Es mejor echarle valor y decir las cosas claras. Qué pena que el sexo masculino piense que con este tipo de frases nos conquiste.

    13- Te pareces mucho a mi nueva novia… jejeje

    Una frase que lejos de parecer divertida (como los que la dicen se creen), es cuanto menos absurda. Las mujeres odiamos a aquellos que van de graciosillos y en el fondo no nos provocan ni una sonrisa. Es más, lo único en lo que acabamos pensando es “piérdete pardillo”. Una gran frase que omitir.