Lubricantes para el sexo anal: Los mejores y cómo usarlos

Te contamos cómo elegir el mejor lubricante para sexo anal y los mejores consejos para usarlo correctamente.

por , il

    Lubricantes para el sexo anal: Los mejores y cómo usarlos

    El sexo anal cada vez es algo más habitual entre parejas tanto homosexuales como heterosexuales, así como entre mujeres y mujeres a hombres mediante la práctica del pegging. Sin embargo no todos los que deciden practicar sexo anal saben cómo hacerlo o toman las medidas más adecuadas para tener un sexo anal sin dolor con la correcta lubricación. Para eso están los lubricantes para sexo anal. Hoy te contamos cuáles son los mejores y cómo usarlos.

    Elegir el mejor lubricante para sexo anal

    Es importante que elijas un lubricante adecuado para el sexo anal, ya que el objetivo a la hora de usar un lubricante anal es ayudar a disminuir el dolor en la penetración y dilatar el ano. Por ello, no sirve cualquier lubricante, sino uno específico para sexo anal que te ayude a mejorar la experiencia sexual.

    Además, debes tener en cuenta si el lubricante anal es compatible con preservativo y no tenga elementos químicos que puedan dañarlo. Como sabes, es importante usar preservativo a la hora de tener sexo anal para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS) o extender la transmisión de bacterias. Si tienes dudas en este sentido, te recomendamos leer estos consejos sobre las relaciones anales.

    La mayoría de los lubricantes anales que se venden en el mercado son hechos con base de silicona, ya que este material ayuda a un mejor deslizamiento del pene en la penetración, pero también puedes encontrar algunos lubricantes para sexo anal hechos con base de agua, si te parecen mas agradables (tienen una textura más natural) o te da alergia la silicona. Sin embargo, no se recomienda el uso de lubricantes con bases aceitosas, aceites de masaje o vaselina para disfrutar del sexo anal, ya que pueden irritar y favorecer la aparición de infecciones.

    Cómo usar un lubricante para sexo anal

    A la hora de usar un lubricante para sexo anal debes tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

    • Usa una cantidad importante de lubricante, ya que al contrario que la vagina, el ano no tiene una lubricación natural. Por ello hay que ser siempre muy generosa con el lubricante anal.
    • La higiene es fundamental cuando se practica sexo anal. Si has tocado a tu pareja en el ano con el lubricante es importante que laves tu mano antes de tocar cualquier otra parte del cuerpo de tu pareja, como puede ser la zona vaginal o la boca, ya que podrías contaminarla con bacterias y provocar una infección importante en su organismo.
    • Antes de la penetración, el ano debe ser estimulado al igual que se estimula el clítoris o zonas erógenas del cuerpo para tener una mayor excitación y permitir el placer. Masajea a durante un buen rato la la zona exterior del ano, introduce algunos dedos untados de lubricante y poco a poco permite que tu pareja se sienta cómoda hasta que te indique que es el momento de facilitar la penetración.
    • Además de untar el lubricante alrededor del ano también puedes aplicarlo sobre el preservativo (en el pene) para favorecer una mejor penetración.
    • No practiques sexo anal si estás embarazada, ni siquiera con lubricante ya que durante el embarazo son como los problemas de hemorroides y podría agravarlos. Lo mismo ocurre en el caso de que tengas problemas de hemorroides.

    Si quieres saber más sobre lubricantes, no te pierdas cuáles son las mejores marcas y recomendaciones de lubricantes femeninos para la menopausia y cuáles son los errores más comunes cuando se utilizan lubricantes.