Marcha atrás: Qué es y peligros del coito interrumpido

Conoce los peligros y los riesgos a los que te expones si practicas la marchas atrás.

por , il

    Marcha atrás: Qué es y peligros del coito interrumpido

    ¿Qué es y qué peligros conlleva el coito interrumpido? El conocido como marcha atrás es un método poco fiable en el que el hombre para la penetración justo antes de eyacular evitando así hacerlo dentro de la mujer y expulsando el semen fuera. Hablamos de los inconvenientes que esto supone.

    ¿Qué es la marcha atrás?

    Llevar un registro de los días más fértiles y los días de menos riesgo, para mantener sexo siempre dentro de los días de menor riesgo, así como llevar a cabo el coito interrumpido, son métodos poco fiables para evitar un embarazo no deseado, estando expuestos a cualquier enfermedad de transmisión sexual.

    La marcha atrás era una práctica muy usada hace años cuando los métodos anticonceptivos no estaban del todo desarrollados o no se conocía su existencia. Hoy en día, tanto hombres como mujeres tienen acceso a numerosos métodos anticonceptivos seguros para evitar embarazos no programados, a la vez que se elimina cualquier posibilidad de contraer una enfermedad de transmisión sexual. No obstante, según indican varios estudios, la técnica del coito interrumpido sigue empleándose, sobretodo en las parejas más jóvenes que alentados por la sensación de peligro, se olvidan de los verdaderos riesgos que están sufriendo.

    ¿Conoces esa frase que dice que antes de llover chispea? En el sexo ocurre lo mismo, el hombre antes de eyacular por completo expulsa un líquido llamado preseminal, que tiene la función de limpiar y preparar el pene para la evacuación del semen. Este líquido también tiene la opción de dejar embarazada a la mujer, si bien es cierto que en menor medida, se han dado casos de embarazo no deseado en los que la pareja usó como método de protección la marcha atrás.

    Pero este no es el único riesgo al que estás expuesto con el coito interrumpido.

    Riesgos del coito interrumpido

    • Enfermedad de transmisión sexual (ETS). Al riesgo de quedarse embarazada sin quererlo, hay que sumar el peligro de contraer una de las muchas enfermedades de transmisión sexual; un riesgo que aumenta si haces el amor con alguien que conoces de hace poco, es decir, si se trata de relaciones esporádicas. La mayoría de estas enfermedades, también conocidas como venéreas, son fruto de las microabrasiones que se producen en la zona de los genitales durante la penetración. Entre estas enfermedades venéreas cabe destacar los hongos, el virus del papiloma humano, la gonorrea, la clamidia y el VIH.
    • El placer. Quizás sea el punto menos importante de este asunto, pero también hay que tenerlo en cuenta. Estar pendiente de no eyacular dentro supone perder concentración y atención en el estímulo erótico, o lo que es lo mismo, el placer se reduce, la espontaneidad disminuye y el orgasmo pierde intensidad.
    • Y si no me viene la regla… Al punto anterior hay que sumar la preocupación durante todo el mes de si verdad tendrás el periodo. Conoces que es un método poco fiable, por lo que el riesgo es real. ¿Merece la pena estar día y noche pensando en si te habrás quedado? La elección es vuestra y está al alcance de todos.

    También te puede interesar: Glándulas Skene: Cómo estimular la zona G y Hacer el amor: Por qué no nos apetece al mismo tiempo