Mi cuñada me envidia: Razones y soluciones

Si estás cansada de las envidias de tu cuñada, no te pierdas estos consejos para entender las razones de su actitud y cómo solucionar la situación.

por , il

    Mi cuñada me envidia: Razones y soluciones

    Después del paso del tiempo, has llegado a la conclusión de que las diferencias entre tu cuñada y tú se deben a que tu cuñada te envidia. Has tenido la mala suerte de toparte con una cuñada celosa que constantemente trata de desacreditarte o quitarte cosas porque te envidia terriblemente. Hoy te contamos las razones de su comportamiento y cómo enfrentar la envidia de tu cuñada.

    Por qué mi cuñada me envidia tanto

    Quizás pienses que es porque está celosa de su hermano, porque tú eres feliz en su matrimonio y ella no o porque tienes algo que ella desea, pero aunque estas pueden ser manifestaciones de envidia, en realidad hay un trasfondo psicológico al que tu cuñada no es capaz de enfrentarse.

    La envidia no es una actitud racional, realmente se debe a una profunda insatisfacción con una misma y a una baja autoestima. Las personas envidiosas se sienten inferiores a los demás, no se responsabilizan de su propia felicidad y se sienten inseguras ante las personas que tienen lo que anhelan. Las personas envidiosas no aprecian lo que tienen y proyectan en los demás la frustración de lo que les gustaría tener.

    Todas las personas pueden llegar a sentir envidia en algún momento de sus vidas, el problema es cuando no aceptan y canalizan sus sentimientos, convirtiendo esta envidia en un comportamiento negativo hacia otras personas y hacia sí mismas. Así, muchas personas envidiosas se muestran altaneras, arrogantes y mezquinas, pero no hay que olvidar que detrás de ese comportamiento existe una persona insegura y con el autoestima arrasado.

    En definitiva, si tu cuñada está celosa de ti, debes saber que en el fondo los motivos de su envidia no eres tú directamente, sino una profunda insatisfacción con su vida que no sabe afrontar y canalizar.

    Cómo enfrentar la envidia de mi cuñada

    Solucionar la envidia de tu cuñada no es algo que esté totalmente en tus manos. Ni siquiera podrás hacer que lo reconozca, porque las personas envidiosas rara vez asumen su responsabilidad y sus sentimientos. Hasta que tu cuñada no decida cambiar su vida y trabajar en su autoestima, su envidia no desaparecerá.

    Sin embargo, eso no significa que no puedas poner ciertos límites o reaccionar de la mejor forma para que la envidia de tu cuñada no te afecte y se vaya disipando. Recuerda que también está en ti el que no te afecte. Te damos algunas pequeñas soluciones para llevar mejor a una cuñada envidiosa.

    Ten compasión por tu cuñada

    Ahora que sabes lo que de verdad siente una persona envidiosa, quizás puedas tener un poco de compasión por tu cuñada en vez de odiarla cada vez que te hace una de las suyas. Piensa que es una persona perdida, completamente infeliz con su vida y que en el fondo se siente muy sola.

    Tener compasión no significa que dejes que su envidia te haga daño, pero el hecho de compadecerte de ella te hará sentir menos rencor y odio cuando muestre su envidia hacia ti.

    No dejes que te afecte

    Hay cuñadas que envidian la relación de su madre con su nuera, otras les roban el nombre que su hermano y su pareja decidieron poner al bebé y se lo ponen al suyo, e incluso algunas cuñadas celosas pueden tratar de parecer que son mejores en cualquier cosa delante de la familia.

    Sí, puede llegar a ser irritante, pero ten presente que el problema lo tiene ella, no tú. Si ella te envidia, tu no puedes hacer nada para evitarlo, porque es un problema de inseguridad que arrastra desde hace tiempo. De hecho, probablemente no seas la única persona que envidia en su vida. Seguro que hay otras personas en su vida a las que les tiene fritas.

    La mejor actitud es no dejar que te afecte, mantenerte neutra hacia sus ataques de envidia. Si tu nunca muestras que te hiere, en algún momento ella se dará cuenta de que su envidia es totalmente irracional y puede llegar a dejarla a un lado.

    Sé indiferente

    Aunque no lo creas, la indiferencia es una gran cura para la envidia. Si ella nota que te molestan sus comentarios o que te afectan sus acciones, se dará cuenta de tus puntos débiles y sabrá cómo hacerte daño. Por eso, lo mejor es pasar un poco cuando tu cuñada haga algún comentario deshonesto o cuando se comporte inadecuadamente debido a su envidia hacia ti. Simplemente no le hagas caso, en algún momento se dará cuenta de que sus esfuerzos para irritarte no le sirven de nada.

    Fomenta su autoestima

    Si en el fondo te cae bien y te da un poco de ternura, también puedes optar por hacer algo por tu cuñada. Como sabes, la envidia es una actitud derivada de la falta de autoestima, así que ¿por qué no intentar mejorar la seguridad de tu cuñada?

    No lo hagas con los temas que tienen que ver con su envidia hacia ti. Si ella muestra que tiene envidia de tu cabello, no servirá de nada decirle que su cabello “también” es bonito. No lo escuchará e incluso la irritará.

    Mejor céntrate en las virtudes positivas de tu cuñada y poténcialas de manera sutil. Pequeños comentarios esporádicos que la valoren la pueden ayudar a verse a sí misma de forma distinta y mejorar su autoestima y seguridad.

    Con el tiempo, esta estrategia puede ser una buena forma de mejorar vuestra relación.

    Además, si la situación ha llegado a un punto en el que es imposible llevaros bien, quizás te interesen estos consejos para superar las diferencias entre cuñadas.