Mi novio y su ex son amigos: ¿Podré acostumbrarme?

Mi novio y su ex son amigos: ¿Podré acostumbrarme? Si tu chico mantiene una relación de amistad con su ex no debemos convertirlo en un drama ya que puede poner en peligro nuestra relación.

  • Comenta
Celos de amistad

Mi novio y su ex son amigos: ¿Podré acostumbrarme? Si tu pareja y su ex se llevan bien o son amigos, puede ser por muchas causas. Porque ya eran amigos antes de su relación, porque lo suyo se acabó de mutuo acuerdo y sin conflictos, o simplemente quieren llevarse bien para no perder la relación. Esta situación no nos suele sentar demasiado bien a las mujeres porque, sinceramente, ¿a quién le agrada ver a su chico con una persona de la que estuvo enamorado? Frente a esto no debemos desesperarnos ni permitir que sea motivo de discusión con nuestro chico, tendremos que aprender algunas pautas para que no ponga en peligro nuestra relación.

Los celos que puede desencadenar esta situación pueden convertirse en el detonante de fuertes discusiones y problemas en la relación.

Cuando tu chico mantiene una relación de amistad con su ex y se mandan mensajes por el móvil, se llaman o se manifiestan cariño entre ambos, no debe ser motivo de celos ya que seguramente él se porte con ella como con cualquiera de sus amistades.

Las relaciones de pareja, como todos sabemos, se basan en la confianza y la comunicación, por lo que desde el principio debemos hacer saber a nuestra pareja la inconformidad que sentimos ante la relación con su ex claramente. Tenemos que poner unos límites que él debe respetar para evitar conflictos.

Puede haber una amistad, pero siempre y cuando no se falte al respeto a la pareja ni se sobrepasen los límites de una relación de amigos.

El protocolo en estos casos dice que no estamos obligadas a ser amigas de su ex, simplemente basta con un trato cordial, ya que si tuviéramos que oír hablar de su pasado juntos o cosas similares no sería nada saludable emocionalmente.

Recuerda que la relación de tu chico con su ex no debe sobrepasar unos límites. Tienen que tener un trato cordial, y si se encuentran en algún sitio pueden hablar tranquilamente, pero lo mejor es no tocar temas del pasado. Si la relación se vuelve excesiva, es decir, llamadas a cualquier hora o demasiados mensajes de texto por ejemplo, es cuando tenemos que reaccionar y explicarle sinceramente lo que sentimos.

No debemos olvidar nunca en que cada una conoce a su chico y sabe cómo tratarlo. Debemos contarle nuestros problemas sin necesidad de hacer un drama del asunto, ya que pueden llegar a la conclusión de que nuestros celos podrían llegar a ser enfermizos.

Así que ya sabéis, desde el principio lo mejor es dejar las cosas claras para no poner la relación en peligro y después tener que arrepentirnos.

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook

lunes 26/03/2012 escrito por Patricia González en ,

 
Comenta

Recuerda mis datos

Publica un comentario
Síguenos EllaHoy
vuelve arriba