Miedo al compromiso: Síntomas, causas y soluciones

Los expertos definen el miedo al compromiso como la epidemia del siglo XXI

por , il

    Miedo al compromiso: Síntomas, causas y soluciones

    ¿Existe el miedo al compromiso? ¿Es una fobia real? ¿O solo es una excusa para evitar una relación que en verdad no nos llena? Sí, el miedo al compromiso existe, es algo real y más común de lo que parece; los expertos hablan ya de la epidemia del siglo XXI. Si a ti o a tu pareja os entra el pánico con solo oír hablar del compromiso, entonces presta atención, porque en EllaHoy te contamos todo sobre el miedo al compromiso: los síntomas, las causas y las posibles soluciones, toma nota que puede serte de lo más útil.

    Miedo al compromiso

    Hay personas que sencillamente no quieren vivir en pareja, los tiempos han cambiado y el modelo tradicional de casarse y formar una familia queda relegado, para muchos, a un segundo plano. Viajar, el tiempo de ocio y el trabajo, entre otras cosas, son las prioridades de muchos. Algo que no es de extrañar, como tampoco es el hecho de que estas personas digan que tienen miedo al compromiso con el fin de evitar tener una relación profunda, por temor a que la sociedad no entienda que hay muchos niveles de afectividad y muchas formas de expresarla.

    Pero el miedo al compromiso es algo bien distinto, hay personas que si quieren vivir en pareja, casarse o formar una familia, pero un miedo atroz a que la relación salga mal les impide dar el paso.

    La psicóloga Mila Cahue deja bien claro en sus investigaciones que hay que definir qué es miedo al compromiso y qué no: «Hoy en día, la gente pretende un compromiso cuando no toca. Las parejas se van a vivir juntas cuando están en fase de noviazgo, y todavía se están conociendo. Porque precisamente el noviazgo tiene esa función: la del tiempo para conocer a la otra persona». Es básico que todo vaya a su debido tiempo y en cuestión de tiempo, cada pareja es un mundo.

    Una de las claves para evitar el miedo al compromiso está en no precipitarse, que la relación transcurra de forma natural. Y otra está en querer solucionar los problemas que hay en la pareja dando el paso de ir a vivir juntos o de formar una familia. Este es un paso que hay que dar solo cuando los dos están bien preparados.

    Síntomas y características del miedo al compromiso

    Los síntomas del miedo al compromiso están bien definidos pero son difíciles de detectar, a continuación te contamos los principales síntomas y los rasgos de quienes los padecen:

    Inseguridad

    El primer síntoma de los que padecen temor al compromiso, aparece cuando tu pareja te dice que deis un paso adelante: matrimonio, que os vayáis a vivir juntos… Y tú, en vez de alegrarte sientes que tu zona de seguridad se desastibiliza por completo y crees que todo empieza a perder su sentido.

    No puedes avanzar

    Analizas tu relación de pareja y eres incapaz de ver todas las cosas buenas, al contrario, te asalta la idea de que estarías mejor sin tu pareja; las ideas negativas se apoderan de los beneficios que supone tener a alguien estable en tu vida.

    Miedo a los cambios

    Las personas atractivas, los grandes conquistadores, son los más propensos a sufrir el miedo a las relaciones estables. Llega un momento en sus vidas en el que desean tener a alguien a su lado y, cuando lo tienen, empiezan las dudas y los miedos, que no entienden ni ellos mismos ni su pareja.

    Las indecisiones

    Otro síntoma claro son las inseguridades a la hora de tomar decisiones: indecisión de irse a vivir juntos, de casarse, de formar una familia… Si tú le preguntas sobre alguno de estos temas, son incapaces de responder con coherencia. Son personas, además, que muestran mucha inseguridad consigo mismos y que necesitan tenerlo todo controlado para apaciguar esa sensación.

    Ambigüedades

    Si le preguntas sobre su relación, te contestará con palabras ambiguas y poco concretas, como queriendo evadir el tema para no tener que explicar cuáles son sus expectativas de futuro.

    Causas del miedo al compromiso

    Analicemos más en profundidad cuáles pueden ser las causas del miedo al compromiso. El pedagogo Fernando Alberca afirma que el miedo al compromiso existe y que «se da en personas que se quedan en la fase del enamoramiento, y son incapaces de entrar en la siguiente etapa, que es la del amor», «Solo los que pasan del enamoramiento al amor son los que se pueden arriesgar a comprometerse del todo, a implicarse con todo su ser. Y esto es algo que sucede cuando se llega a la madurez emocional. El compromiso tiene mucho que ver con la autenticidad de la persona, la autoestima, el realismo…», explica.

    Una adolescencia que se alarga eternamente y de la que algunos son incapaces de desprenderse, se quedan atrapados en la fase de enamoramiento y nos consiguen avanzar.

    Soluciones

    ¿Es posible tratar el miedo al compromiso? La psicóloga Silvia Congos afirma que sí: «Es posible tratarlo, como ocurre con cualquier otro miedo. Lo único que para que el proceso sea exitoso, la persona que lo sufre tiene que reconocerlo. Hace falta que ésta lo detecte, sea consciente de ello, para poder superarlo. Solo partiendo del autoconocimiento y desde la consciencia de su existencia es posible cambiar»

    Entonces primero de todo, hay que darse cuenta de que ese miedo existe y hay que querer tratarlo; y para ello hay que apoyarse en la pareja, en la familia y en los amigos, contarles lo que sucede para que estén a nuestro lado. Hay que hablar del tema con la mayor naturalidad posible para evitar que se convierta en un tema tabú; intentar cambiar las cosas poco a poco y sin agobios es el siguiente paso, y si para ello necesitas la ayuda de un experto, no dudes en pedirla.

    Y recuerda: los psicólogos afirman que para evitar este tipo de fobias hay que empezar por trabajar las emociones y los sentimientos desde niños, a saber darles el lugar que se merecen. Unir la cabeza y el corazón para dar a cada uno su lugar y no magnificar las cosas.

    También te puede interesar: Síndrome de la cama vacía: Consejos para encarar la soltería femenina y Ciencia: Así es como tu cuerpo sabe quién es el hombre perfecto para ti