Momentos sexuales incómodos: Los peores

Descubre los momentos sexuales más incómodos, lo mejor, reírse de ellos.

por , il

    Momentos sexuales incómodos: Los peores

    ¿Hablamos de los peores y más incómodos momentos sexuales? Esos que nos han pasado a todos en algún momento y que nos hacen temblar de vergüenza. Un consejo: no les des importancia para que no te corten el rollo cuando haces el amor con tu pareja.

    Los momentos sexuales más incómodos

    Te desvelamos los momentos sexuales más incómodos que probablemente nunca te has atrevido a decir pero que seguro que te han pasado, a ti o a tu chico. Y hablamos de ellos para darles un toque de humor, para que no te quiten las ganas de seguir teniendo sexo con tu chico cuando te vuelvan a ocurrir y porque no tienen nada de malo, son simplemente cosas espontáneas y sin importancia que escapan a nuestro control.

    Los gases

    Momentos sexuales incómodos.

    Cierto es que los gases son incomodos si se hacen notar en presencia de los demás, más aún si lo hacen cuando estás en la cama con tu chico y ni que decir tiene si es la primera vez que lo haces con él. ¿Y qué me dices de los gases vaginales? Ay Dios… esos sí que dan vergüenza y no se pueden controlar por mucho que quieras. No eres la primera ni serás la última, así que sigue como si nada.

    La depilación

    La depilación, momento sexual incómodo.

    ¿Te has olvidado de depilarte? Pues lo más seguro es que te sientas incómoda cuando estés en la cama con tu hombre, te acaricie y lo note. No te preocupes, con esto ocurre algo parecido a lo que pasa con la ropa interior, saben que está ahí pero no le prestan la más mínima atención.

    Gritar a pleno pulmón

    Gritar, otro momento sexual incómodo.

    Gritar es otro momento sexual incómodo que les ocurre a los hombres y a las mujeres, pero tan solo es vergüenza, ya que si ves a tu pareja que grita de placer, no te supondrá ningún problema, al contrario, te encantará saber que está disfrutando al máximo, así que ya sabes, a gritar a pleno pulmón que sienta my bien.

    El orgasmo que no llega

    El orgasmo no llega por mucho que lo intentes.

    A ver si te suena esto, estás en la cama con tu pareja, ves que ya está llegando al orgasmo y tú por mucho empeño que le pongas no lo consigues ni a la de tres. No pasa nada, no siempre se tiene el mismo entusiasmo, o sí, pero no siempre sale todo a la primera. Piensa que cuanto más presión te hagas a ti misma menos conseguirás llegar, descansa y repite.

    La mascota no os quita ojo

    La mascota está pendiente de lo que hacéis.

    ¿Tienes mascota en casa? ¿Se ha colado en la habitación en la que estás teniendo sexo con tu pareja? Sí, es incómodo, pero más aún si estás en la casa de tu chico, que recién empiezas a conocer, y es la mascota de él la que hace las veces de observador… Adiós a la magia del momento. Ya nunca podrás mirar a ese gatito con los mismos ojos.

    Como no podía ser de otra forma, tenemos que mencionar en la sección de los peores momentos sexuales incómodos a la temida eyaculación prematura. Y por añadir alguno más podemos citar a los estornudos inoportunos y al extraño sonido que hacen las barrigas al chocar entre sí.

    Te ocurrido alguno que otro ¿verdad? Por no decir que todos… Lo dicho, a tomárselo con humor.

    También te puede interesar: Hacer el amor fuera de casa: Lugares para hacer el amor y Sexo: Descubre sus beneficios para la salud