Navidad 2016

Odio a mi suegra: 5 pasos para afrontar el problema

Odio a mi suegra: 5 pasos para afrontar el problema

Odiar a tu suegra es algo bastante común, pero aun así no es recomendable. Aquí tienes una serie de ideas para solucionarlo.

por en Pareja, Relación De Pareja, Consejos Pareja
Última actualización:
    Odio a mi suegra: 5 pasos para afrontar el problema

    Tener problemas con tu suegra ya es bastante grave pero si la cosa llega al odio la cosa se pone seria de verdad. Debes hacer un esfuerzo e intentar solucionar tus diferencias con ella, o al menos ponerte en modo zen para que no te afecte lo más mínimo lo que diga o haga. Por suerte, desde Ella Hoy podemos darte una serie de consejos para ayudarte a superar tu odio visceral hacia la madre de tu pareja.

    ¿De dónde viene ese odio? Echa la vista atrás y piensa en cómo fueron los inicios de vuestra relación. Encontrar el punto de inflexión es clave para descubrir qué falla entre vosotras. Quizá simplemente seáis incompatibles o puede que sucediera algo en concreto (o varias cosas juntas) para que hayas llegado a sentirte así.

    Si tu suegra también te odia a ti es poco lo que puedes hacer para que cambie de idea. Si no le has hecho nada, lo más probable es que la razón de su odio sea que le ‘has quitado’ a su hijo. Ante eso, solo puedes minimizar los daños no entrando al trapo de sus comentarios.

    Si solo la odias tú a ella porque consideras que traspasa los límites de tu intimidad pero ella te adora, tendrás que hacer borrón y cuenta nueva. En este escenario tienes dos opciones: lograr el apoyo de tu pareja (algo que no es demasiado fácil de conseguir, lamentablemente, sobre todo si ella solo busca agradarte) o hablar con tu suegra directamente. Lo ideal es que sea él quien lo haga pero probablemente vea normal que su madre actúe de esa manera porque es a lo que está acostumbrado y se negará. Hazlo tú pero sin enfadarte y sin discutir. A veces una indirecta es suficiente.

    Es una consecuencia casi inevitable.

    Si él no se pone de tu parte tendréis problemas cada cierto tiempo por su culpa. Hazle ver cómo te sientes, que para ti resulta incómodo que su madre haga determinadas cosas. Es posible que no lo entienda pero debe aceptar que sea así. En cualquier caso, nunca es buena idea dar un ultimátum y hacerle decidir entre su relación contigo y la que mantiene con su madre.

    Si enfrentarte a ella no entra en tus planes lo mejor es que adoptes una postura de aceptación y odio silencioso. Déjalo pasar, no le des pie a los enfrentamientos y evita verla o que vaya a tu casa todo lo que puedas. Piensa que, la mayoría de las veces, su intención no será mala. Y si lo es, llegará un punto en el que tendrás que plantearte si merece la pena seguir con tu relación a ese precio.

    No te pierdas: ¿Tu suegra es una pesada? [TEST] y Cómo llevarse bien con la suegra: Las claves

    615

    ESCRITO POR PUBLICADO EN ParejaRelación De ParejaConsejos Pareja

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares