Orgasmo femenino: 10 cosas a tener en cuenta si no puedes llegar al orgasmo

Si no consigues llegar al orgasmo aquí tienes las 10 cosas que deberías saber. La primera es que no te pasa nada malo.

por , il - Última actualización

    Orgasmo femenino: 10 cosas a tener en cuenta si no puedes llegar al orgasmo

    Hay mujeres que no pueden alcanzar el orgasmo, así de simple. Y no tiene nada de malo. Puede haber ciertas cosas que provoquen esta situación pero también es posible que no se deba a nada en concreto. Aquí tienes la lista de las 10 cosas que debes saber si este es tu caso:

    No te pasa nada malo

    Hay mujeres que por diversos motivos o por ninguno en concreto no pueden llegar al clímax durante sus relaciones sexuales. No se trata de una condición médica ni de nada que deba preocuparte.

    ¿Sola o acompañada?

    También puede ser que solo consigas tener orgasmos cuando te masturbas pero que con otra persona en la cama seas incapaz. Es normal, no pasa nada. Disfruta de esa parte y explora tu cuerpo sin miedo.

    No es el fin del mundo

    No tener orgasmos en lo absoluto no es nada malo. Si nunca los has experimentado puedes sentir que te pierdes algo sobre todo después de ver ciertas películas o leer determinados libros. Piensa que en la ficción siempre se tiende a exagerar las cosas. No es para tanto.

    El sexo puede ser maravilloso

    El hecho de que no vayas a llegar al clímax no implica que debas renunciar a cualquier tipo de relación sexual. El sexo es genial de cualquier manera, sobre todo por la intimidad que se establece con tu pareja.

    Da indicaciones

    Si sola lo consigues pero con tu pareja no, entonces tendrás que darle indicaciones sobre cómo te gusta. ¿Tampoco llegas sola? No importa, guíale mientras te toque o tengáis sexo oral.

    Deja el estrés atrás

    Una de las causas más comunes para la falta de orgasmos es el estrés. Prueba con meditación, yoga, aromaterapia, masajes… lo que sea para relajarte.

    Quizá se deba a la medicación

    Si estás tomando antidepresivos o ansiolíticos es posible que tu orgasmo se haya marchado de vacaciones por una buena temporada. Consulta con tu especialista, quizá pueda hacer algunos ajustes o cambiarte la medicación.

    Acude a un terapeuta

    Otra de las opciones que tienes es visitar a un terapeuta sexual. Quizá te incomode hablar de algo tan íntimo con un desconocido, es normal, pero se trata de profesionales acostumbrados a este tipo de problemas y sabrá darte la confianza que necesitas.

    No te obsesiones

    Si cada vez que tienes sexo con alguien, o contigo misma, solo piensas en alcanzar el orgasmo te resultará mucho más difícil llegar a él. Relájate y disfruta del camino, si llega bien, sino no pasa nada.

    Prueba el orgasmo mental

    ¿Sabes que se puede llegar al orgasmo solo con la imaginación? Sí, lo explica la sexóloga Barbara Carrellas en sus libros y conferencias. Se trata de utilizar la mente para recrear una escena erótica y combinarlo con un tipo concreto de respiración que, con bastante práctica, lleva al clímax.

    No te pierdas: ¿Por qué no todas las mujeres tienen orgasmos? y Las tres claves del orgasmo femenino.

    Viajes y vacaciones