Orgasto: Todo sobre el momento previo al orgasmo

El momento previo al clímax es decisivo para disfrutar el orgasmo. Te contamos qué es y cómo tener un orgasto en pareja.

por , il

    Orgasto: Todo sobre el momento previo al orgasmo

    Ese momento de excitación y placer que experimentas justo antes de tener un orgasmo es la clave para que tengas orgasmos intensos o incluso seas capaz de tenerlos. Te contamos todo sobre el orgasto o el momento previo al orgasmo.

    Qué es el orgasto

    que es el orgasto

    Todas conocemos la palabra orgasmo y, en general, las mujeres que disfrutan de una sexualidad plena, se preocupan por saber cuáles son los tipos de orgasmos femeninos, buscar cuáles son los mejores consejos para llegar al orgasmo o incluso descubrir nuestra sexualidad para llegar a tener orgasmos múltiples.

    Como sabes, el orgasmo es fundamental para disfrutar nuestra sexualidad, pero el grado de placer que experimentes en ese momento de clímax dependerá de muchos factores como los juegos preliminares, el ambiente, el estrés y, por supuesto, el orgasto.

    Si nunca habías escuchado este término, debes saber que el orgasto es la reacción mental previa que se provoca en nuestro cerebro justo antes del orgasmo, es decir, una especie de aviso que nos indica que vamos a experimentar placer físico a través de un orgasmo vaginal, clitoriano o anal.

    Cómo tener un orgasto

    como tener un orgasto

    Lo primero que debes saber es que la excitación sexual y el placer sexual son dos cosas diferentes: la primera se experimenta a nivel físico, mientras que el placer tiene mucho más que ver con las conexiones neuronales de nuestro cerebro que nos indica que tendremos un orgasmo.

    El momento del orgasto es básico para que tengamos un orgasmo. Si nuestra mente no se conecta con el placer que la excitación corporal experimenta, el orgasmo nunca llegará o no se sentirá de forma plena.

    Si alguna vez te ha sucedido que estás totalmente excitada pero de repente algo sucede en tu mente y sin esperarlo sientes cómo tu orgasmo se desvanece o lo experimentas de forma leve, es porque no has podido llegar a tu orgasto. Tu mente se concentró en otra cosa y no permitió que hubiera esa conexión entre cerebro y cuerpo necesaria para llegar al orgasmo.

    Las señales físicas del orgasmo femenino como las contracciones vaginales o la eyaculación femenina indican que estás llegando al orgasto o momento previo del orgasmo. En ese momento, es importante aprender a concentrarse en la sensación de placer que experimentas, así como en la excitación sexual de tu cuerpo. La expresión ‘dejarse llevar’ en realidad se refiere al momento del orgasto que permite que en el momento de clímax no exista nada más en la mente que el placer.

    Orgasto en pareja

    momento previo al orgasmo es orgasto

    Si deseáis llegar a un orgasmo en pareja, es fundamental que coordinéis vuestros orgastos. Es decir, ese momento previo al orgasmo debe estar sincronizado entre ambos.

    Llegar al clímax en pareja no es imposible y a muchas parejas les ofrece mucha satisfacción sexual. Para ello, la excitación debe ser conjunta y ambos deben estar conscientes del placer que están experimentando en todo momento, es decir, no sólo conectas tu cuerpo y mente, sino que te conectas al cuerpo y la mente de tu pareja.

    Tanto para alcanzar el orgasto individual como el orgasto en pareja es importante aprender a desconectar de las preocupaciones y tensiones del día a día. La meditación o el mindfulness pueden ser buenas herramientas para aprender a controlar nuestra mente y vaciarla de estrés en los momentos que deseemos, como en el sexo. Para las parejas, la meditación orgásmica y el sexo tántrico son dos maneras de ayudarse mutuamente a concentrarse en la excitación y el placer, en el momento del orgasto y, por tanto, mantener orgasmos únicos en sus encuentros sexuales.