Palabras y frases sensuales que no son dirty talking

Te enseñamos a seducir con palabras, frases y gestos. No te lo querrás perder

por , il

    Palabras y frases sensuales que no son dirty talking

    ¿Sientes que has perdido la magia en tu relación? ¿Echas de menos ese punto picante? Vida laboral y familiar, rutinas, cansancio… Es posible que muchas veces no tengas ganas de hacer el amor, pero seguro que te encantaría volver a sentir ese fuego tan excitante. Presta atención porque hoy, en EllaHoy, te desvelamos las mejores palabras y frases sensuales que no son dirty talking, que harán que se vuelva loco por ti.

    Palabras y frases sensuales

    ¿Armas de seducción infalibles? Sí, el conocimiento y la inteligencia emocional. No se trata de decir lo primero que se te pase por la cabeza, sino en decir las palabras adecuadas en el momento justo y en el tono perfecto. Hablar en un tono determinado y con una intencionalidad erótica hace que la dopmaina se dispare, la hormona que se encarga del deseo y de la excitación sexual. Modula tu voz para conseguir el matiz adecuado, la actitud es lo que más importa, más allá de las palabras o frases que digas, todo se basa en cómo las digas. Hasta las frases más simples dichas del modo correcto tienen un efecto increíble.

    Habla en susurros, acaricia tus labios, haz respiraciones profundas, lanza miradas llenas de pasión, transmite nerviosismo y algo de timidez. Un postura que enseña por descuido, unos gestos que denotan amor… Todo ello mezclado con la intimidad de vuestro dormitorio.

    Si sientes que decir palabras subidas de tono y actuar de modo sensual, no es lo tuyo, tranquila, todo al principio cuesta, pero cuando veas los resultados seguro que repites.

    Tips para hablar de forma erótica

    Lo que más te gusta

    Susúrrale al oído que es lo que más te gusta de su cuerpo: sus manos, sus labios… y dile que te gustaría que te acariciase con ellos.

    Respira

    Respira profundamente, suspira, jadea, resopla. Hazle ver que la situación se te va de las manos.

    Dile lo que le vas hacer

    Morder, acariciar, besar… Anticípale lo que le vas hacer y se le hará la boca agua. O bien cuéntale lo que más te gustó de vuestro último encuentro sexual. “¿Lo repetimos otra vez?”

    Dile si le gusta

    ¿Te gusta cómo lo hago? ¿Te acaricio aquí? ¿Prefieres esto mejor? ¿Te gusta más así? Se sentirá motivado al cien por cien.

    Las sensaciones

    Saber que tú estás excitada y sientes placer hará que él también se excite. Hazle saber que te gustan los besos y la forma en la que te está tocando en ese preciso instante.

    Grita tu orgasmo

    Grita a los cuatro vientos que estás llegando al orgasmo, nada excita más a un hombre que saber que está dando placer a su compañera.

    ¿Y tú? ¿Te atreves a dejarte llevar por la imaginación y la seducción en estado puro? Ojo, que el que prueba repite…

    También te puede interesar: Cómo estimular el punto G masculino y Primera cita: juegos psicológicos que te ayudarán a triunfar