Peleas de pareja: Razones más frecuentes

Las peleas de pareja son algo que puede acabar destruyendo cualquier relación o matrimonio. Te contamos las razones más frecuentes.

por , il

    Durante los primeros meses de relación parecéis sacados de una película, cenas románticas, paseos cogidos de la mano y besos de tornillo que dejarían en ridículo al mejor cine clásico. Cualquier cosa que te cuenta es maravillosa y el se bebe cada una de tus palabras, la vida es bella. Y afortunadamente todo esto no tiene porqué cambiar, pero una vez que comienzas a compartir tu espacio con esa persona especial se corre el riesgo de que la convivencia en pareja añada una tensión peligrosa para la supervivencia de la relación. Existen infinidad de temas que debes evitar para tener una relación plana sin peleas continuas que lógicamente puedan llevar a la separación. Si quieres conocer las razones más frecuentes por las que se producen y sus soluciones, no te pierdas el artículo.

    Dinero

    Una de las principales razones para discutir en pareja son los asuntos financieros. Un buen consejo para que no sucedan estas desavenencias, es no compartir más que los gastos. Mantén tu independencia económica el mayor tiempo posible, de esta forma ninguno de los dos se sentirá aventajado o en desventaja. Tampoco es buena idea unir las cuentas bancarias, pues da lugar a preguntas innecesarias sobre gastos no comprendidos.

    Tareas domésticas

    El reparto de tareas puede ser otro de los grandes temas conflictivos en una convivencia, y es que si los dos estáis ocupados en la misma medida de tiempo, lo justo es un reparto equitativo de las tareas que por desgracia, no siempre acaba respetándose por ambas partes. Para solucionar el problema, cumplir a rajatabla un planning de reparto o bien contratad a una tercera persona que se encargue de ello si vuestra posición económica os lo permite. Y si estáis pasando una mala racha recuerda que hay muchas cosas divertidas que hacer sin gastar dinero.

    Hora de dormir

    Todos tenemos nuestra rutina particular a la hora de dormir, hay a quien le gusta quedarse dormido con la televisión puesta, quien necesita la oscuridad y el silencio, o quien simplemente se dormiría durante un bombardeo sin problemas. Es muy importante para no discutir, conocer y respetar las rutinas del otro pues la falta de descanso puede ser uno de los principales motivos de desgaste en una relación y hasta podría provocar insomnio grave si no se le da la importancia adecuada.

    Redes sociales

    Las nuevas tecnologías también tienen su espacio como tema conflictivo. El hecho de aceptar a una expareja como amigo/amiga en Facebook, comentarios de amigas/amigos etc… son cosas que pueden llevar a celos y desconfianza por parte de la otra persona. Así que para evitar estos rifirrafes lo mejor es respetar su intimidad y la tuya respecto a estos temas.

    Desapariciones

    Aunque pueda sonar cómico, el salir de casa sin avisar o llegar tarde de forma inesperada puede ser un gran problema cuando vives con tu pareja. Esto no tiene porqué significar que te controle, simplemente debes comprender que ahora hay alguien conviviendo contigo que se preocupa por ti. Intentad llegar a un consenso y avisar, siempre que sea lógico y necesario.