Posturas sexuales para lesbianas: Las mejores con arnés

La del misionero y la de los cuatro apoyos están entre las mejores posturas sexuales para lesbianas con arnés.

por , il

    Posturas sexuales para lesbianas: Las mejores con arnés

    El sexo con arnés consiste en que una chica da y la otra recibe; una de ellas es la que se coloca el arnés y penetra a su compañera. Hay muchas lesbianas que piensan que este tipo de dildos no son nada recomendables para ellas por su parecido con el pene, pero nada más lejos de la realidad. Nuestro consejo es que le deis al menos una oportunidad y para ello aquí tenéis las mejores posturas sexuales para lesbianas con arnés.

    Posturas sexuales con arnés para chicas

    Si hay algo que caracteriza al sexo entre dos chicas es que la conocida posición entre activa y pasiva se cambia constantemente, es por ello que el arnés puede ser un gran aliado en los juegos sexuales entre dos chicas. No tiene por qué ser un dildo con forma de pene, hoy en día en el mercado encontramos muchos aparatos como estos que nada tienen que ver con la forma real. ¿Ventajas? Son varias, la principal es que la chica que penetra tiene las manos libres para estimular a su compañera, la otra gran ventaja es que el cansancio es menor ya que la penetración se hace con el arnés no con los dedos, el empuje de la cadera es mayor y más fácil de hacer. Veamos a continuación las mejores posturas con arnés para lesbianas:

    • El misionero. Una chica se coloca tumbada y la otra encima de ella. Esta postura es idónea para empezar a probar el arnés, ya que la penetración es sencilla y profunda; permite a su vez tener las manos libres para estimular los puntos erógenos. Como inconveniente diremos que la chica “activa” tiene que estar todo el rato haciendo fuerza con su cuerpo para mantenerse elevada y no dejar caer todo su peso sobre su pareja.
    • A cuatro patas. En esta postura una de las chicas está a cuarto patas sobre la cama o un cojín y la otra introduce el dildo por detrás, tiene el aliciente de la postura sexual tan explicita y excitante. Es muy cómoda para ambas y las manos también pueden ser usadas de muchas formas, tantas como quiera la imaginación.
    • De lado. Las dos mujeres se colocan tumbadas en la cama en la conocida postura de la cucharita, una de ellas penetra a la otra en una suave cadencia de movimientos. Es confortable para ambas ya que están tumbadas y relajadas y se pueden mirar a la cara para ver el placer en el rostro.
    • De pie. Esta postura es placentera pero quizás un poco difícil de lograr ya que una de ellas tiene que penetrar a la otra mientras aguanta su peso contra una pared. Si os atrevéis con ella quizás sea mejor empezar con esta postura y después pasar a la de las cuatro patas, de este modo ambas disfrutáis y la chica “activa” no se cansará en exceso.

    Ya para terminar solo quedan unos consejos extra: escoger un arnés de calidad con un buen agarre, las correas anchas harán que se sujete mejor. Que esté fabricado en un material cómodo y flexible que te permita una libertad de movimiento total. El arnés de cierre ajustable es el más recomendable ya que es difícil encontrar uno de tu talla. ¡Ya solo queda disfrutar!

    También te puede interesar: Kamasutra para lesbianas: Las mejores posiciones entre mujeres y Me gustan las mujeres: Guía para saber si eres lesbiana