Placer sensorial: los sentidos que más se estimulan en el acto sexual

El placer sensorial es aquel que somos capaces de sentir a través de los sentidos durante el momento de estimulación sexual ligado al acto en sí.

por , il

    Placer sensorial: los sentidos que más se estimulan en el acto sexual

    Durante las relaciones sexuales, se estimulan los sentidos dando lugar al placer sensorial que es aquel que sentimos a través del gusto, el olfato, la vista o el tacto, es importante conocer cómo estimular los sentidos para poder aumentar este tipo de placer durante las relaciones y también saber evitar su pérdida. A continuación te descubrimos los secretos para que puedas incentivar el placer sensorial durante tus relaciones sexuales.

    ¿Qué es exactamente el placer sensorial?

    El placer sensorial es el tipo de placer asociado a los sentidos que hacen aumentar la excitación sexual previa a la relación sexual puramente física. Este tipo placer es prácticamente imperceptible para nosotros, pero tiene una gran influencia en el aumento de la excitación sexual.

    Los diferentes tipos de placer sensorial que existe son:
    • Placer olfativo: Es el placer asociado al aroma, en términos sexuales se encuentra estrechamente ligado a las feromonas. Es decir, a la excitación que nos produce percibir este compuesto químico a través del sentido del olfato, impregnado en la piel de nuestra pareja.
    • Placer auditivo: Es el placer asociado al sonido, en términos sexuales está relacionado con la agrexofilia que es la excitación sexual a través del escuchar y ser escuchado. Un claro ejemplo, es el aumento de la excitación que producen los gemidos de placer de la pareja.
    • Placer visual: Este tipo de placer de los sentidos es el más extendido y popular por su gran peso dentro de la excitación y las relaciones sexuales, se asocia al placer voauyerista y exhibicionista en el que, el deseo sexual se encuentra ligado a el deleite visual tanto de ser visto, como de observar a otros mientras mantienen relaciones.
    • Placer sensitivo: El tacto es uno de los sentidos más importantes, porque la piel es el órgano más grande del cuerpo y por lo tanto el placer sexual está ligado en un gran porcentaje a el. La mejor manera de estimular este tipo de placer es a través de los masajes y las caricias.
    • Placer gustativo: Aunque es bastante menos popular y algo muy particular, los sabores que desprenden los fluidos corporales, tales como semen u otros fluidos derivados de la práctica sexual. De este tipo de placer aparecen técnicas sexuales como la del beso blanco.

    ¿Cómo potenciar el placer sensorial?

    El placer sensorial es un gran valor añadido en las relaciones sexuales, para incentivarlo debes tener un gran cuidado, en los detalles, por ejemplo preparar bien el contexto con un música sexual, un striptease previo, geles de masajes con sabores exóticos o ropa interior comestible son buenas herramientas para resaltar este tipo de placer y aumentar la excitación sexual.

    Probar cosas nuevas

    El placer sensorial está estrechamente ligado a probar cosas nuevas, para disfrutar al máximo lo más importante es que pierdas el miedo y los prejuicios y te lances a practicar todas aquellas cosas que siempre te hayan excitado. Así que, ya sabes valor y a disfrutar del placer de los sentidos.