Psicología inversa: Consejos para enamorar

Te damos los mejores consejos para que sepas cómo enamorar usando la psicología inversa

por , il

    Psicología inversa: Consejos para enamorar

    Dicen que en el amor y en la guerra todo vale. Y también dicen que el amor no se puede calcular… calcular no, pero influir en él con la psicología, sí. Si combinas la psicología con la empatía, los resultados pueden ser de lo más sorprendentes, ¿quieres saber cómo hacerlo? Presta a atención, porque en EllaHoy te vamos a dar los mejores consejos para enamorar usando la psicología inversa, no te lo querrás perder.

    La psicología inversa para enamorar

    Si quieres saber cómo enamorar o seducir a alguien de forma distinta y efectiva, entonces usa la psicología inversa, no te garantiza que lo vayas a lograr al cien por cien, pero tienes muchas probabilidades de que salga como tú quieres. Se acabaron las típicas frases para tratar de llamar la atención de alguien que te gusta, vamos a analizar y a pensar con la cabeza para conseguir enamorar a nuestra pareja ideal.

    Las zonas virtuales

    Los expertos en psicología han definido cuatro zonas virtuales que tenemos todos:

    La zona íntima: el espacio de unos 15 cm que nos rodea y que no dejamos que ningún desconocido invada.

    El área personal: de 45cm a 1 metro aproximadamente. Solo para los amigos más cercanos.

    El área social: hasta los 3,50 metros, aquí se incluyen las amistades y los conocidos.

    El área pública: desde los 3,5 metros. Es la forma en la que nos relacionamos con la sociedad.

    Pues bien, si quieres conquistar a alguien, tienes que adentrarte en su zona íntima de forma sutil, evita los movimientos bruscos y las frases demasiado personales o atrevidas. Puedes, por ejemplo, colocar un brazo alrededor de su hombro durante unos instantes, tu acompañante notará una sensación de confianza y seguridad. O puedes situarte a su lado y empezar una conversación que nada tenga que ver con el amor o el sexo. La psicología inversa siempre suele acertar.

    Crear vínculos

    Estás hablando con el chico al que quieres conquistar, pues algo que nunca falla para llamar su atención, es que descubras que cosas tenéis en común. Trata de evitar de hablar de temas en los que no estáis de acuerdo para no caer en posibles confrontaciones. Lo mejor: hablar de cosas neutrales pero algo interesantes, nada de los tópicos de hablar del tiempo… Dejemos esas conversaciones para los ascensores.

    Fíjate en los gestos

    El lenguaje no verbal nos dice mucho acerca de la otra persona, si está incómoda, si se siente aburrida… Más allá de lo que te diga con palabras, debes prestar atención a sus gestos y a su expresión facial para saber más cosas acerca de él. Otro consejo que suele funcionar, es imitar de forma descuidada alguno de los gestos que hace, por ejemplo, llevarte la mano al pelo, él probablemente ni lo note, pero se sentirá más compenetrado contigo.

    Los encuentros

    Si el hombre al que quieres enamorar es de tu entorno, por ejemplo de tu trabajo o de tu círculo de amistades y os veis a menudo en grupo, entonces prueba a jugar al despiste. Se más amable en unas ocasiones, ves a saludarle y entabla conversación con él y en otras haz lo contrario, salúdale solamente y ponte hablar con otras personas. Él se sentirá algo confundido y seguramente sea él el que vaya hacia a ti.

    Los juegos sociales

    Estás en un bar con un grupo de gente y entre ellos está el hombre que quieres seducir; puedes probar a hablar con otro hombre que esté justo a su lado, parece una tontería, pero si él también se ha fijado en ti, no falla; la sensación de que es su amigo el que está hablando con “su chica” no lo va a dejar de brazos cruzados.

    La espontaneidad

    Ayúdate de la psicología inversa para tratar de conquistar al chico que te gusta, pero no lo dejes todo en manos de la ciencia. La espontaneidad del momento juega un papel muy importarte, como importante también es analizar la situación pero sin caer en el error de dar demasiada importancia a lo que hace y dice; puede ser que él también esté nervioso.

    Y recuerda: haz todo de forma sutil, trata de llamar su atención pero de no manera brusca y, sobretodo, nada de agobios, para que salga bien el encuentro, la situación tiene que fluir de forma natural y cómoda.

    También te puede interesar: Mentiras sobre el sexo que los hombres dicen y Mi novio es virgen: Consejos para afrontar la situación