Razones por las que un hombre no quiere tener sexo

Te desvelamos cuáles son las razones por las que los hombres no quieren tener sexo.

por , il

    Razones por las que un hombre no quiere tener sexo

    Los hombres siempre quieren tener sexo. Una frase que hemos oído en infinidad de ocasiones pero que es totalmente falsa; ellos también sufren de baja libido y es normal que haya momentos en los que no quieran tener sexo con su pareja, ¿y cuáles son los motivos por los que un hombre no quiere tener sexo? pues quédate tranquila, que no siempre es porque te ve menos atractiva o porque ya no siente el mismo interés por ti.

    Razones por las que a un hombre no le apetece hacer el amor

    La sociedad se empeña en decir lo contrario, pero a ellos les ocurre lo mismo que a nosotras, si están preocupados, estresados, o tienen algún dilema al que le estén dando vueltas, es normal que sus ganas de hacer el amor pasen a un segundo plano; como normal es también que no les apetezca compartir esos problemas con nosotras, y que nosotras lleguemos a la conclusión de que no quieren tener sexo porque ya no nos ven atractivas. Muchos hombres no son muy dados a hablar de sus sentimientos e inquietudes, por eso en EllaHoy te contamos las principales razones por las que ellos no quieren tener sexo.

    Falta de sueño

    A ellos les ocurre lo mismo que a nosotras, muchas veces tienen más ganas de dormir después de un día agotador, que de practicar sexo; algo totalmente normal, por lo que mejor descansar para recobrar energía y apetito sexual.

    Estrés

    Ya sea por presión en el trabajo, por problemas en la familia o por inquietudes personales; el estrés es una de las principales razones por las que un hombre no quiere tener sexo; lo mejor: nada de agobios, demuéstrale que estás a su lado pero sin que se agobie ni que se sienta presionado.

    Tensión en la pareja

    Si habéis tenido una pelea o hay temas pendientes de los que tenéis que hablar, es muy lógico que se olvide de hacer el amor hasta que esto esté resuelto; ellos también suelen dar importancia a las pequeñas cosas que ocurren en la relación de pareja, aunque muchas veces no lo demuestren.

    Inseguridades

    Esto es algo que se da sobretodo en las parejas que recién empiezan a salir; ellos piensan, en ocasiones, que no van a estar a la altura, sobre todo si saben de otros hombres con los que has estado antes y empiezan a hacer comparaciones. Demuéstrale que nada tiene que envidiar a tus otras parejas y que si estás con él es porque quieres. Él no te va a decir abiertamente que se siente inseguro, pero seguro que tú lo notas en los pequeños detalles y en los comentarios que hace.

    Falta de motivación

    Si tu hombre está pasando por una racha desmotivadora en el trabajo o a nivel personal, la falta de objetivos y de retos puede pasar factura, y lo hará en las ganas de tener sexo. Sí, se parecen más a nosotras de lo que pensamos.

    Problemas de erección

    Eyaculación precoz, el gatillazo y otros problemillas técnicos que les ocurren a veces a los hombres, pueden hacer que disminuyan sus ganas de hacer el amor por miedo a que les vuelva a ocurrir. Si te has dado cuenta de que esto es lo que le ocurre a tu chico, no lo hables con él, solo demuéstrale lo mucho que te excita y problema solucionado.

    Las aficiones

    Parece muy típico, pero no puede faltar entre las razones por las que un hombre no quiere tener sexo; si juega su equipo de fútbol, despídete de hacer el amor ese rato, las prioridades las va a tener bien claras y, si su equipo pierde el partido, olvídate también de que quiera hacer el amor después.

    Si tu hombre te dice que no quiere tener sexo, no te enfades con él, ahora ya sabes que el dicho que dice que ellos siempre quieren tener sexo, es totalmente falso; tienen preocupaciones al igual que nosotras, y esto en ocasiones hace que la libido disminuya. Hazle saber que estás a su lado y que le apoyas igual que te gustaría que hiciera él contigo.

    También te puede interesar: Por qué una pareja que no hace el amor no tiene futuro y Miedo al compromiso: Síntomas, causas y soluciones