Regalos cursis para hombres: Mejores ideas [FOTOS]

Tu chico se derretirá con un regalo de los que te proponemos. Incluso a pesar de ser muy cursi.

por , il

    ¿Quién ha dicho que lo cursi es femenino? Es el momento de romper estereotipos porque en primer lugar lo femenino no es cursi, ni es exclusivo de las mujeres, y en segundo lugar, los hombres también disfrutan con los regalos cursis que sus parejas les hacen con mucho amor. Hemos preparado una galería de fotos con las mejores ideas de regalos cursis para un hombre. La mayoría las podrás hacer con tus propias manos. ¡No te la pierdas!

    Hacer regalos cursis a un hombre porque quieres

    Te nace del alma, porque lo amas, porque cada día te hace feliz, porque deseas hacerle sentir bien y ¡porque quieres! Si más de una vez has pensado en regalarle un presente un poco cursi a tu chico y al final has desistido porque piensas que ese tipo de regalos sólo te gustarían a ti, deja todas esas ideas a un lado, porque amiga, a los hombres les encantan los regalos cursis.

    Si le damos la vuelta a los estereotipos y convenciones sociales nos daríamos cuenta de lo cursis que han sido los hombres ¡por siglos! ¿O acaso el acto de regalar flores a su amada no es cursi?

    ¡Exacto! La cursilería no tiene géneros. La cursilería tiene amor a su alrededor y no tiene nada de malo. Sí, tal vez estés pensando “Paco no es nada cursi, es cero cursilerías, para nada le gustaría un regalo cursi”. Bueno, aunque no conocemos a tu chico, permítenos decirte algo: Paco, tu chico, es un ser humano más, con necesidades afectivas como todos los seres humanos y con sentimientos como los demás. Probablemente un regalo cursi le pueda gustar mucho más de lo que piensas. ¿Por qué no hacer la prueba? No pierdes nada.

    Cómo hacer un regalo cursi a un hombre

    Bien, aquí está el quid de la cuestión. Si tu chico aún no ha salido del “armario de macho” probablemente le cueste un poco admitir que le gustan los regalos cursis, aunque en el fondo disfrute como bebé tierno con ellos.

    Así que la estrategia no es el regalo (hazle el regalo tan cursi que desees que ten por seguro que se derretirá), sino el momento y la forma de dárselo. Y es que para recibir un regalo cursi con total apertura mental lo mejor es la intimidad. Si es extrovertido y no tiene nada de vergüenza puedes acudir al “te amo” en la pantalla del partido de fútbol, pero si es un poco tímido lo mejor es que le des una pequeña sorpresa cursi en vuestra casa o en un entorno poco social.

    Vamos, que la regla se aplica igual a hombres que a mujeres, porque en realidad cada persona es un mundo, y el “trabajo” de la pareja es conocerla hasta el punto de saber cómo le gusta recibir los regalos, si delante de todo el mundo o en la intimidad. ¡Así de fácil!

    Por cierto, también puedes elegir regalarle una carta de amor corta para sorprenderle o una larga carta de amor para enamorarlo de nuevo. Es otra opción que seguro le encantará.