¿Reglas en el amor?: 7 motivos para no creérselas

¿Reglas en el amor?: 7 motivos para no creérselas

Las reglas en el amor son muchas y muy diversas, pero nosotros te damos 7 motivos para no creérselas, porque lo primero, es ser tú misma.

por en Pareja, Relación De Pareja, Consejos Pareja
Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17

    Reglas en el amor 48x48 Si a menudo escuchas hablar sobre reglas en el amor, aquellas que dan el secreto de la felicidad de la pareja, desconfía. Resulta que, por la experiencia, no hay peor engaño. Estas normas, a pesar de lo que nos hacen pensar, no son más que el preludio del fracaso de la relación. Una cosa es respetar una regla porque quieres hacerlo, y otra muy distinta verse obligado a hacerlo. Así que aquí están las 7 razones para no creer en esas maravillosas reglas del amor.

    La espontaneidad es más importante 48x48 Desafortunadamente solemos cambiar nuestra verdadera identidad en el amor por miedo a que no corresponda a los deseos de nuestra pareja. Error fatal. Debido a que es la espontaneidad lo que marca la diferencia entre una relación que funciona y algo dirigido a desaparecer.

    Las reglas nos incitan a la traición 48x48 Mientras la pasión y el amor está en auge, las reglas están bien. Al menos eso parece. Pero cuando la relación comienza a acusar a las primeras debilidades, el deseo de traicionar aumenta proporcionalmente. Sobre todo si la relación es agobiante.

    Las reglas son enemigas de la autenticidad 48x48 ¿Cómo podemos pensar que una relación no auténtica, en la que nos esforzamos por ser alguien que no somos, va a funcionar? Las reglas no hacen más que empeorar la situación, ya que obstaculizan la libertad de expresión.

    Las reglas aumentan la frustración 48x48 No salir con los amigos hasta altas horas de la noche, o las vacaciones por separado, están fuera de los límites, se come a una hora determinada y así sucesivamente. Todas estas reglas coartan nuestra libertad, porque todo el mundo necesita sus momentos de independencia y autonomía.

    Las reglas limitan nuestra fantasía 48x48 La fantasía es un componente básico de cualquier relación amorosa. Es un elemento que aporta el impulso y la imprevisibilidad, en beneficio de la vitalidad de la relación. Pero cuando las reglas agobian a la pareja, cada fantasía pierde intensidad. Y ya no digamos los celos

    Las reglas hacen que queramos controlar todo 48x48 Quién impone las normas se encuentra con la necesidad de controlar todo, también a la pareja. Esta necesidad se da por miedo a perder a la otra persona. Pero quien sufre esta imposición se ve tentado por alejarse de la otra persona. Un tándem perfecto, irónicamente, claro.

    Las reglas son enemigas de la pasión 48x48 Por supuesto, una relación basada en reglas estrictas, parecerá más sólida, segura y duradera. El problema es la ausencia de elementos tales como el deseo, la pasión, la libertad de elección, que son realmente lo que mantienen viva una relación, incluso después de mucho tiempo. Y es que… ¿la rutina acaba con la pareja?

    826