Relaciones sexuales después del parto

Acabas de dar a luz y te preguntas cuándo podrás reanudar con normalidad tus relaciones sexuales después del parto. Resuelve tus dudas y toma nota de los consejos que te damos.

por , il

    Relaciones sexuales después del parto

    ¿Cuándo reanudar las relaciones íntimas después del parto? Es una de las preguntas más frecuentes que nos hacemos tras dar a luz y es que tener un bebé es una experiencia increíble, pero está claro que deja secuelas en nuestro cuerpo que pueden afectar a nuestras relaciones sexuales en las primeras semanas tras el parto. Si tienes dudas, sigue leyendo porque te contamos cuándo reanudar las relaciones sexuales después del parto.

    Volver a hacer el amor después del parto: ¿En qué casos?

    En un parto natural sin demasiadas complicaciones, lo normal es que se puedan reanudar las relaciones sexuales pasado un mes. Sin embargo, todo depende de cómo te sientes, tu cansancio y tu estado de ánimo. Los cambios físicos y emocionales que se sufren tras el parto pueden afectar la libido de forma significativa. Por ello, es muy importante la comunicación con tu pareja, comentarle cómo te sientes a la hora de hacer el amor e incluirlo respecto a tus emociones.

    En cuanto al estado físico, si te han realizado una episiotomía, es importante que esperes a dejar de sentir dolor, que la herida cicatrice y se disuelvan los puntos para que vuelvas a tener relaciones plenas (la mayoría de las mamás tardan entre cuatro y doce semanas).

    Por otro lado, si te han practicado una cesárea, al tratarse de una operación, se recomienda esperar al menos un mes y medio para retomar los contactos íntimos.

    En cualquiera de los dos casos y como cada cuerpo es diferente y tarda más o menos en recuperarse, es importante que durante tus revisiones, consultes a tu médico sobre el tema.

    Consejos para hacer el amor tras el parto

    El tiempo que se necesita esperar para tener relaciones sexuales después del parto no es el único tema con el que las mujeres nos topamos en esta nueva faceta de nuestra vida. Reanudar las relaciones sexuales con los nuevos cambios que experimentamos en nuestro cuerpo puede suponer algunas dificultades para muchas mujeres. Por ello, te ofrecemos estos consejos para que tu vida sexual se pueda recuperar y, sobre todo, la disfrutes al máximo.

    Cambia el chip con respecto al sexo

    Es importante comprender que el sexo no se restringe únicamente a la penetración. Esto es fundamental tras el paso del tiempo de recuperación, cuando todavía no nos sentimos cómodas con nuestro cuerpo, las hormonas afectan nuestra libido y estamos cansadas (al igual que nuestra pareja) por los cambios en nuestra rutina de horario con el bebé.

    Por ello, comenzar con pequeños gestos sexuales puede ser la mejor manera de recuperar la relación amorosa con tu pareja. Un masaje erótico cuerpo a cuerpo, una sesión de ejercicios de sexo tántrico o probar la meditación orgásmica en pareja, puede ser igualmente o más satisfactorio que el sexo tradicional con penetración y suponer una buena manera de ayudarte a re-conectar con tu pareja a nivel sexual.

    Usa un lubricante femenino

    Además, suele ser habitual sentir durante un tiempo mayor sequedad en la zona genital femenina a causa de los cambios hormonales. Para solucionar el problema y sentirte más cómoda puedes recurrir a lubricantes femeninos que te facilitarán las relaciones sexuales, además de servirte para innovar en tu vida íntima, ya que en el mercado existe una gran variedad de cremas y aceites lubricantes para todos los gustos.

    Busca las posiciones que te hagan sentir bien

    Respecto a las posiciones sexuales, ambos tenéis que tener en cuenta que te encuentras en un momento de recuperación, lo que puede significar que no estés en disponibilidad de hacer las posiciones que hacías antes. Es cuestión de ir probando y comunicar a tu pareja sobre lo que te hace sentir bien y lo que no. De todas formas, entre las muchas posturas sexuales favoritas de las mujeres, seguro que encuentras las que te resultarán más placenteras.

    Sé positiva

    No pienses que esta nueva etapa de tu vida significará el fin del sexo con tu pareja. De hecho, aunque es un tema desconocido y del que pocas veces se habla, hay muchos beneficios sexuales de ser madre. Ten paciencia y sé positiva, poco a poco los irás descubriendo. Tómatelo como una nueva aventura en tu sexualidad.

    Recuerda usar preservativo

    ¡Ah! Y no te olvides de que cuando reanudes tus relaciones con coito, siempre deberás volver a tomar precauciones si no deseas quedarte embarazada. Si estás dando el pecho a tu bebé, lo mejor es que utilices anticonceptivos que no afecten a la leche materna, como los preservativos o el diafragma, que no se basan en elementos químicos ni tienen hormonas que puedan pasar al bebé a través de la lactancia materna.

    Texto revisado por Sandra Llorente