Navidad 2016

Relaciones íntimas en el agua: Los riesgos

Relaciones íntimas en el agua: Los riesgos

Relaciones íntimas en el agua: Los riesgos. las relaciones íntimas pueden entrañar algunos riesgos extra si las llevamos a cabo debajo del agua, ¿quieres conocerlos? Te ayudará a evitar los peligros y a disfrutar más.

por en Hacer El Amor, Pareja, Consejos Pareja, Relaciones Seguras
Última actualización:

    relaciones íntimas en el agua

    Relaciones íntimas en el agua: Los riesgos. Son muchas las fantasías que existen acerca de los lugares donde tener relaciones íntimas, pero una de las que más atrae es hacerlo en lugares como la playa, una piscina o un jacuzzi. Las relaciones íntimas en el agua conllevan unos riesgos que no tienen las que se practican en un entorno más habitual y, por ello, siempre viene bien conocerlos para poder ser precavida y evitar los posibles peligros. El embarazo o las enfermedades de transmisión sexual son posibles teniendo relaciones íntimas bajo el agua, igual que en otros lugares, pero es recomendable poner en práctica unos cuidados extra. Si tienes en mente tener relaciones en alguno de estos lugares, ten en cuenta las siguientes advertencias.

    La playa es una de las fantasías más extendidas como lugar para tener relaciones íntimas. Por muy paradisíaca que pueda parecer, tiene algunos elementos que hacen que la experiencia sea algo menos placentera. El primero de ellos es la arena, pero, una vez superado este, podemos encontrarnos con los riesgos que conlleva el agua como medio para las relaciones. Si pese a ello, sigues en la idea de hacerlo, ten en cuenta los siguientes riesgos.


    ¿Quién no ha pensado alguna vez en tener relaciones en el agua? Algo que puede parecer muy natural y espontáneo puede entrañar algunos riesgos, que, si no lo tienes en cuenta, pueden hacer que lo que puede ser una experiencia inolvidable y mágica se convierta en todo lo contrario.

    • En primer lugar, lo que tienes que tener en cuenta es que, al contrario de lo que pueda parecer, el agua no favorece la lubricación, ya que elimina la natural de la mujer. Por ello, y para que no haya ningún problema de incomodidad con el preservativo es conveniente que uses un lubricante no soluble en agua, como los de silicona.
    • Si el lugar elegido es el mar, debéis tener cuidado, ya que el agua salada no ofrece muchas ventajas para la vagina de la mujer, sino más bien al contrario.

      Además, la arena provoca heridas y rozaduras. Si notas una incomodidad importante, lo mejor es retirarse antes de que se produzca algún problema mayor.

    • Aunque os encontréis en el agua, sigue existiendo la posibilidad de embarazo o de enfermedad, por lo que no os olvidéis del preservativo. Aseguraos de que está bien puesto cada poco tiempo, ya que en el agua se puede mover e intentad impedir que le entre agua, ya que multiplicaría las posibilidades de que se rompa.

    Tanto en las fantasías de los hombres como en las de las mujeres, la playa, el jacuzzi o, incluso, la bañera son lugares muy atractivos. No te lo pienses más y pruébalos, aunque, si no quieres que se convierta en una pesadilla, ten en cuenta todos los riesgos que te hemos contado.

    591

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Hacer El AmorParejaConsejos ParejaRelaciones Seguras

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares