Navidad 2016

Relaciones: La higiene antes y después

Relaciones: La higiene antes y después

Relaciones íntimas: La higiene antes y después. La higiene que acompaña a las relaciones íntimas tiene una gran importancia, tanto antes como después. ¿Quieres saber cuales son sus claves?

por en Hacer El Amor, Pareja, Consejos Pareja, Problemas íntimos
Última actualización:
    Relaciones: La higiene antes y después

    Relaciones íntimas: La higiene antes y después. Una de las cosas más importantes a tener en cuenta en lo que se refiere a relaciones íntimas es la higiene. La falta de higiene puede derivar en la aparición de problemas de diversa gravedad. La única manera de asegurarse de que las relaciones íntimas se llevan a cabo de una manera sana es la de no olvidarse de la limpieza, tanto antes como después, de las partes involucradas en las relaciones íntimas. Si siempre es importante la higiene, en este ámbito mucho más, por lo que tanto el hombre como la mujer deben estar muy concienciados de la necesidad de adquirir esta costumbre como única manera de garantizar el no contraer infecciones y enfermedades. Te damos algunas de las claves para que hagas esta limpieza.

    La higiene va muy relacionada con nuestra salud, por lo que nunca hay que perderla de vista y esta atención debe aumentar al hablar de algunas de las partes más delicadas de nuestro cuerpo, como son los genitales.

    Al margen del momento, del lugar, de tu edad o de la depilación íntima, está bien que te acostumbres a llevar a cabo una limpieza previa a las relaciones íntimas.

    1. La limpieza de los genitales, tanto por parte del hombre como de la mujer es muy importante en este momento. Esto hace que durante el acto no surjan las sorpresas como olores desagradables…
    2. Además, tienes que tener en cuenta que, además de los genitales, también están involucradas otras partes del cuerpo como la boca o, por supuesto, las manos, sobre todo en los preliminares, por lo que sería aconsejable que también tuviéramos en cuenta la limpieza de estas zonas.

    Pero no solo hay que llevar a cabo una limpieza previa a las relaciones, sino también posterior.

    Una vez terminadas las relaciones íntimas, y aunque se espere un tiempo después de ellas y no se haga inmediatamente, hay que tener en cuenta unos cuidados:

    1. Una manera muy buena de llevar a cabo esta higiene y seguir con el erotismo de los momentos anteriores es darse un baño o una ducha en pareja.

      Puede dar lugar a muchos más buenos momentos y ambos llevaréis a cabo la limpieza necesaria.

    2. Para cuando no estás en casa o no tienes un baño cerca, es aconsejable que lleves toallitas de higiene íntima, que te hará esta limpieza muy fácil, cómoda y discreta.
    3. Puedes dejar esta higiene para más tarde, no hay ningún problema, aunque si tienes la piel sensible o eres propensa a enfermedades que afectan a esas zonas, como la cistitis, debes hacerlo cuanto antes mejor.

    Algunos factores como el hecho de que la persona con la que mantengas relaciones sea tu pareja habitual no debe ser una excusa para prescindir de estos cuidados. Adquiere la costumbre de hacerlo siempre y no te arrepentirás.

    600

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Hacer El AmorParejaConsejos ParejaProblemas íntimos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares