Señales físicas del orgasmo femenino

El cuerpo de las mujeres responde intensamente al llegar al clímax. Descubre cuáles son las señales físicas del orgasmo femenino.

por , il

    Señales físicas del orgasmo femenino

    Si eres mujer, quizás no siempre te des cuenta de cuáles son las señales físicas cuando tienes un orgasmo, pues el éxtasis producido por el placer nubla tu mente ese instante sin que puedas darte cuenta de todos los cambios que sufre tu cuerpo. Y si tu pareja es mujer, tal vez te interese reconocer cuáles son las señales físicas que muestran que una mujer tiene un orgasmo, como guía para proporcionarle un placer infinito. Sea como sea, conocer las señales físicas del orgasmo femenino pueden llevarte a tener una vida sexual positiva y placentera.

    Orgasmo: placer físico

    Lo primero que debes saber es que el orgasmo es una respuesta física a la estimulación sexual repentina, momento en el cual el cerebro libera dopamina y oxitocina, responsables de la liberación de estrés. Es por ello que tras el orgasmo se tiene una sensación de tranquilidad que a muchas personas les produce sueño. Durante ese momento de clímax el cuerpo de la mujer sufre cambios intensos que pueden ser reconocidos físicamente. ¡Toma nota!

    Gemidos

    Aunque hay algunos estudios que indican que los gemidos femeninos no siempre son genuinos, la ciencia reconoce que los gemidos son una respuesta a la profunda respiración al llegar al éxtasis sexual y pueden ir acompañados de jadeos, suspiros e incluso gritos. Si quieres saber más, te contamos qué causa los gemidos durante el sexo.

    Rubor en la piel y tensión muscular

    Durante el orgasmo la piel del rostro adquiere un ligero tono rosado, además los pezones se endurecen y la mayoría de las mujeres siente tensión muscular en todo el cuerpo que puede llegar a provocar rigidez y espasmos musculares en piernas, espalda, vientre, etc. Las mujeres suelen arquear ligeramente la espalda y echar la cabeza hacia atrás cuando experimentan un orgasmo.

    Espasmos vaginales involuntarios

    Las paredes vaginales presentan contracciones involuntarias y rítmicas que pueden ir entre 5 y 15 intervalos rápidos de unos 0,8 segundos que en ocasiones pueden ser percibidos por la pareja masculina en el pene, lo que provoca en esta mucho placer. Además, el útero y el ano también pueden experimentar contracciones involuntarias.

    Palpitaciones

    El orgasmo produce un aumento de la frecuencia cardíaca provocando intensas palpitaciones que pueden derivar en hiperventilación.

    Inflamación

    El aumento de riego en la zona vaginal no sólo produce espasmos vaginales. Además de ello, el clítoris se retrae y los labios menores de la vulva se inflaman, tornándose a un color más oscuro, volviéndose ambos muy sensibles.

    Eyaculación femenina

    Las mujeres también eyaculan en el éxtasis del orgasmo. Se trata de un fluido vaginal que fluye desde la uretra segregado por las glándulas de Skene. Aprende todo sobre la eyaculación femenina.

    También te puede interesar: Las tres claves del orgasmo femenino y Orgasmo femenino: 10 cosas a tener en cuenta si no puedes llegar al orgasmo