Síndrome de Peyronie: Cómo corregir el pene curvo con masajes

La enfermedad de Peyronie o pene curvo puede mejorar con masajes que favorecen el riego sanguíneo del pene.

por , il

    Síndrome de Peyronie: Cómo corregir el pene curvo con masajes

    Aunque hay multitud de tamaños y formas naturales del pene, incluyendo los penes ligeramente curvados, el síndrome de Peyronie o pene curvo es una enfermedad que puede llegar a causar dolor y conllevar problemas psicológicos. Te contamos qué es y cómo corregir el pene curvo con masajes.

    Peyronie o pene curvo

    Las curvaturas en los penes pueden ser normales, propias de la fisonomía de cada hombre. Este tipo de curvatura se le llama incurvación congénita del pene, se suele detectar desde la juventud y, por lo general, no supone ningún problema físico para el hombre, más que una adaptabilidad en las posturas sexuales según la forma del pene.

    Sin embargo, la curvatura del pene puede deberse a una enfermedad llamada Peyronie o pene curvo, que se produce con la aparición de una cicatriz en el tronco del pene, es decir, un crecimiento anormal del tejido en los cuerpos cavernosos y/o en la túnica albugínea que los rodea. Cuando se produce la erección, el riego sanguíneo se detiene en la dureza o cicatriz, impidendo bien su paso y favoreciendo que el pene se curve hacia la misma.

    El síndrome de Peyronie no es una enfermedad de transmisión sexual ni una infección sexual. Aunque se desconocen totalmente sus causas, parece que puede estar debido a traumatismos en el coito, golpes, masturbaciones demasiado fuertes, bajo sistema inmunológico…

    Un pene curvo por la enfermedad de Peyronie puede ocasionar graves problemas a quien lo padece, llegando a sufrir de intenso dolor e incluso provocar problemas de impotencia, así como problemas psicológicos. Suele aparecer a partir de los 40 años de edad y puede llegar a disminuir el tamaño del pene entre 2 y 2,5 cm.

    Ha de ser diagnosticado por un urólogo, el cual deberá extender el tratamiento más adecuado. Sin embargo, tanto el pene curvo por Peyronie como la incurvación congénita del pene pueden mejorarse desde casa con masajes que estimulan el riego sanguíneo del pene.

    Masaje para mejorar la curvatura del pene

    mejorar el pene curvo con masajes

    Es importante que si se tiene la enfermedad de Peyronie, se consulte antes con su urólogo sobre la aplicación en casa de los masajes, quien probablemente indicará cómo hacerlos de manera más efectiva en función de la curvatura del pene.

    Dicho esto, toma nota porque te presentamos cómo hacer masajes para mejorar la curvatura del pene. Por cierto, estos masajes son los mismos que se realizan para estirar y alargar el pene, así que es una especie de 2×1.

    Aspectos previos

    Antes de comenzar, deberás tener muy en cuenta estos aspectos previos. ¡No te los saltes!

    • Nunca deberás aplicarte los masajes sin un lubricante, preferiblemente de origen natural, como el aceite de argán que favorecerá la elasticidad de la piel del pene gracias a su aporte de vitamina E.
    • Jamás debes aplicar el masaje con el pene erecto. El masaje está destinado a favorecer la oxigenación interna del pene y así mejorar el riego sanguíneo, por lo que es necesario que se realice con el pene flácido. Si se pone erecto, lo mejor es dejarlo para otro momento, pues podrías hacerte daño.
    • No apliques el masaje con mucha fuerza. La mano que masajea debe estar firme pero suave a la vez. Nunca te hagas daño bajo ningún concepto.
    • Se trata de un tratamiento que requiere dedicación y constancia. No funcionará si sólo masajeas una vez. Hazlo diariamente durante un minuto aproximadamente o el tiempo que seas capaz de aguantar. Si duele, descansa. Poco a poco irá mejorando.

    ¿Cómo hacer el masaje?

    1. Aplica abundante aceite de argán en el pene y en la mano.
    2. Sujeta el pene flácido con los dedos índice y pulgar, desde la base del pene, y arrastra hacia la punta, con los dedos apretados pero suaves, hasta llegar al glande. El movimiento es como si ordeñaras suavemente el pene.
    3. En la medida de lo posible trata de enderezar la curva con mucho cuidado (sin dolor).
    4. Cada deslizamiento dura alrededor de 2 a 3 segundos. Repite rítmicamente de 4 a 10 veces alternando las manos.
    5. Poco a poco verás cómo la zona de la curvatura se va aflojando mientras a la vez se fortalece la zona del pene sin curvatura.
    6. Si durante el masaje notas una erección, detente y trata de controlarla. Si no es posible, continúa el masaje otro día.