Síndrome de Wendy: exceso de responsabilidad

Hablamos del síndrome de Wendy, un exceso de responsabilidad en la pareja que cambia la conducta de una persona y que se caracteriza por la necesidad de satisfacer al otro.

por , il - Última actualización

    Síndrome de Wendy: exceso de responsabilidad

    ¿Qué es el síndrome de Wendy? ¿Cómo actuar ante él? El síndrome de Wendy se caracteriza por un exceso de responsabilidad hacia la pareja. Te contamos todo lo que tienes que saber a continuación.

    Qué es el síndrome de Wendy

    Igual que existe el síndrome de Peter Pan, el cual hace referencia a aquellas personas que se niegan a crecer y hacerse adultos, existe el caso contrario, personas que asumen más responsabilidades de las debidas y creen que sin su protección hacia terceras personas, éstas no están bien protegidas, algo que se da sobretodo en la pareja.

    Esta conducta se denomina síndrome de Wendy y suele afectar más a las mujeres que a los hombres. En muchas ocasiones, estos dos síndromes se complementan, ya que puede surgir una Wendy que busca sobreproteger y a la vez un Peter Pan que busca el respaldo de una Wendy que asuma sus propias responsabilidades.

    Mientras que existen personas que tienen miedo a hacerse mayores o a enamorarse, hay otras que se sobrecargan las responsabilidades de sus parejas, tanto es así que sus ganas por satisfacer a su compañero son tan grandes que su comportamiento deriva en lo que se llama el síndrome de Wendy.

    En general, son más las mujeres que los hombres los que sufren el síndrome de Wendy debido a cuestiones culturales, y éste se manifiesta principalmente en la necesidad absoluta de satisfacer al otro, sobre todo haciendo referencia a la pareja o incluso los hijos.

    Características del síndrome de Wendy

    Una persona que padece este síndrome es aquella que se siente responsable del bienestar de su pareja, ya que considera que sin su ayuda no podría conseguirlo. Para entenderlo mejor, pongamos el ejemplo de una persona que prácticamente le hace las tareas a su hijo, que le levanta cada mañana para que no llegue tarde a los sitios, que asume todas las obligaciones del hogar o que toma sola las decisiones en la pareja.

    Este tipo de personas no controlan el rumbo de su vida y por eso intentan controlar la de los demás, y muchas veces, el origen de todo esto proviene del pasado familiar. Si es una persona que de pequeña se sintió excluida y desprotegida, es probable que de adulta adquiera el papel contrario y trate con ello de suplir sus propias carencias del pasado.

    Estas personas además, tienen un gran sentimiento de culpa cuando ven que no pueden tenerlo todo controlado y ven que sus seres queridos no están a gusto plenamente. Pero por otro lado, el miedo al rechazo, al abandono y el no sentirse querido también hace que actúen de esta forma en la que solo les interesa agradar a todo el mundo.

    Consecuencias del síndrome de Wendy

    Es difícil detectar este tipo de conductas porque las propias personas que lo sufren no se reconocen a sí mismas en esta situación, pero se debe controlar de algún modo ya que puede derivar en una depresión o un estado de frustración.

    Este síndrome puede conllevar trastornos emocionales como la baja autoestima o la inseguridad, y es por ello que debe ser tratado con ayuda psicológica, para mejorar la valía de esa persona y que aprenda a decir que no.

    Muchas veces, la existencia de una persona con Síndrome de Wendy significa que también haya un Peter Pan en su vida al que le hará todas aquellas cosas que él no hace y se responsabilizará de lo que él no quiere asumir.

    Cómo actuar ante el síndrome de Wendy

    Primero de todo, y como ocurre en la mayoría de los casos, hay que darse cuenta de que algo no va bien, quien lo sufre debe reconocer y analizar el problema; una vez dado el paso, el siguiente es querer cambiar la situación, algo que al principio no es fácil, más aún si ya se lleva tiempo actuando así.

    Los expertos recomiendan contar con el apoyo de amigos y familiares más cercanos, acudir a terapia de pareja y a sesiones de psicología para reforzar la autoestima y la confianza en una misma.

    También te puede interesar: Hacer el amor sin sentirse culpable: Cómo tener una vida sexual positiva y 6 Pasos para eliminar el apego emocional o dependencia emocional

    Viajes y vacaciones